PALACIO PASTEL, PANTEON ROCOCÓ, EDIFICIO CAFÉ, MANEJAR DORMIDA.

PALACIO PASTEL, PANTEON ROCOCÓ, EDIFICIO CAFÉ, MANEJAR DORMIDA.




Un poco antes de adentrarse al sueño, al lugar donde la vida vale algo, se topa con que un senecto, aparece en Mercedes Benz, bendice a Dios y a la virgen , habla como Quijote y le lleva rosas a su amor. A nadie importó que ayer mismo subieran dos a un transporte público y con lujo de mentadas despojaran a los pasajeros de sus pertenecias.








En el imperio donde todo sirve, acude a un panteón. Es un sitio desconocido que le llama la atención.



Al entrar, una puerta finamente tallada con motivos franceses. Hay dos personas que le invitan a pasar. Es como un viaje en donde podrá conocer un tipo de arquitectura amén de saber quienes son los muertos afortunados que moran ahí.






Le dicen que hay una puerta , la primera . Antes de penetrar, mira una tumba árabe, es un mausoleo de mármol de calidad suprema. El valor de esta edificación debe de ser incuantificable. No sabe cuanto valga el que ahí descansa eternamente.
Penetra por la puerta y en su interior, se pueden ver figuras que penden de los muros, flores de piedras preciosas tales como diamantes y hasta rubiés. Es como un museo de muerte, de fina factura en donde le dicen que hasta el vivir en la muerte tiene su factura.


Quien decidió esta construcción debe de haber sido un magnate, un individuo acostumbrado al lujo , decidido al desprecio a los demás , y tratando con soberbia a los desvalidos.


Su rostro presenta una satisfacción por tan bellos trabajos.
Incluso piensa que su muerte o la muerte de todos debería ser linda, capaz de ser de reconfortante. Un lugar en donde los muertos estén en máximo confort. Pero como dice Diego mientras un campesino no valga lo mismo que un político mexicano no habrá justicia.








Acabada esta situación, se desplaza a un Palacio edificado en tonos pastel. Es igual de lujoso que el panteón. Al penetrar unos hombres con pelucas como en los tiempos de Luis 16, le dicen que se recueste sobre un mueble que parece cama pequeña. Lo hace de esta forma pero de una manera rápida. Sólo lleva la camisa de la pijama, en lo de abajo va encuerado y sin calzones. Se mete en una sábana de seda que nunca usó. En ese momento se escenifica una obra teatral. Salen muchas mujeres ataviadas como si fueran muñecas de pastel . Bailan un vals originario de Austria . Se mueven lentamente pausado . En un extremo del salón lleva la orquesta un hombre bigotón y con sombrero . Un mozo con guantes blancos se le acerca y le dice señor Straus.



También en donde esta acostado se lleva a cabo otra representación de máscaras . Le ofrecen una y la rechaza. El motivo que les explica es que nunca fue hipócrita y que como no fue ni es un ser despiadado , no necesita agradecer a Dios mientras con la cara de diablo oculto hago los peores males. Un hombre con la máscara de un chivo le dice que por ser un hombre sincero en donde crece la palma usted es un hombre encuerado. ¡ ¡Mírese guei anda hasta sin calzones…



Es que la verdad no concibe ni ha sido su motivo andar por la vida robando al prójimo, chingando a quién sea, haciéndola de leguleyo para favorecer al poderoso y luego sonreír. Ya los verá en la tumba, con sus mausoleos de oro pero podridos por dentro.



Sube por una de las escalinatas y un hombre pasa a su lado. Lee en voz alta poemas de Bécker. Usted mira un jarrón que lleva una etiqueta que dice Persia.
Hay una cierta satisfacción por este sueño. A pesar de que no hubo alimentos, solo culturales, ha sido un sueño positivo que le dejó momentos gratificantes.








Sale para sentarse y justamente enfrente hay la fachada de un edificio café, que de inmediato le lleva al primer mundo. Su entusiasmo decae cuando pasa un naco en camioneta con la música a volúmen alto de Marco Antonio Solís. Estos gueyes no se educan. No es el primer mundo.



Por ultimo antes de que el frío arrecie viaja en un camión negro de los que llevan materiales para la construcción. Curiosamente es la fría quién maneja. En la realidad no sabe ni meter primera ni para qué chingados sirve el cluth. La fría llevó una jornada de trabajo muy dura; eso dijo.

Maneja de bajada por un paso a desnivel. Usted al lado, recargado sobre el vidrio. Se entretiene con los árboles y trata de identificar su especie : Olivos , quebrachos ,Sauces ,Alerces , Pinos , robles , y otros más …


La fría se queda dormida y el camión colea como si fuera toro de los llanos colombianos. Le da un golpe en la mejilla y ella controla nuevamente el volante . No mames le dice a la fría ya casi nos llevas al panteón rococó y de allá vengo…..

Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu.
21 de diciembre de 2010.
Estados Unidos Mexicanos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BRUJA - Letra

JUAN FARFAN