viernes, 24 de junio de 2016

Asaltante con pistola en mano, edificios construídos en zona de sismos, Jhonny Laboriel, rey, un sr deja su trabajo y emprende otro.

Asaltante con pistola en mano, edificios construídos en zona de sismos, Jhonny Laboriel, rey, un sr deja su trabajo y emprende otro.


































Estoy en esta calle que desemboca justamente en donde se encontraba el cine hipódromo.



Son las siete de la noche por lo pronto ya hay oscuridad.

Un hombre pistola en mano se dá a la tarea de asaltar a todo el que va pasando.

Asalta a todos menos a mí. Quizá porque llevo dos niños de la mano. Parece que son mis hijos. Los veo chiquillos.

El hombre le quita sus pertenencías a todos y se escapa por la Avenida Revolución rumbo a la colonia Escandón.

Un policía me pregunta que sí no ví a un ladrón armado?

Sí. Es ese que va cruzando la avenida. El policía no dice más y va en su busca.

En la zona o terreno en donde estaba la Secretaría de Comercio y el cine Internacional han construido unos edificios en condominio.

Pienso que esto no debería de haberse autorizado. Si se viene otro temblor como aquél de 1985 estos que están sentados en las terrazas tomándo un café no lo cuentan.

Me encuentro en la ciudad de Morelia. Voy manejando un automóvil de modelo reciente. Una mujer gordi buena me acompaña. En este sueño parece que es mi esposa. Que raro. No la conozco.

Pasamos por un mercado . Hay muchos puestos en donde venden de todo.

De pronto la mujer abre un poco la ventanilla , saca la mano y grita: Jhonny, Jhonny¡

Cual Jhonny?

Ese que está alla¡

Y me señala un rumbo.

Entre el tumulto busco a Jhonny.

Cual es?

Ese ese¡

Jhonny voltea al escuchar su apelativo.

Se acerca. Mete su mano y saluda a mi mujer.

Este es Jhonny me dice.Te lo presento.

Jhonny acerca su mano y me saluda. Luego se aleja. Me manda un beso con su bemba colorá.

Debemos de ver más seguido a Jhonny. Hace unas buenas fiestas.

Es que Jhonny no está fallecido?

Sí pero eso no importa.

Ahora me encuentro en este restaurante. Un hombre entrevista al rey de España que también está sentado en mi mesa.

El rey le dice que está muy satisfecho de sus finanzas. Y que ha logrado compactar a un buen equipo de personas que saben de dinero. Y ellos me lo multiplican.

Yo los escucho pero no digo nada.

El rey puede hacer lo que quiera. Es su dinero y su riesgo.

Desde mañana dejó el trabajo y me dedicó a vender comida y verduras le dice este señor a su concubina.

Pero ya lo pensaste bien?

No tengo nada que pensar.

Ya me cansé de estar atado a un pinche sueldito que no me llevara a nada.

El entusiasmo de este es grande. Debo de ayudarle.

Sí le parece le digo yo le puedo apoyar. En mis ratos libres puedo hacerle algunos mandados, manejar su camioneta en fin.

El hombre me dá una palmada en la espalda y me agradece.



Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu.
24 de Junio de 2016.
Estados Unidos mexicanos.



miércoles, 22 de junio de 2016

Las guitarras del Uruguay

Caminando por una cornisa, flotándo en el aire,mural de barco y gallina con pollitos,manzanas.

Caminando por una cornisa, flotándo en el aire,mural de barco y gallina con pollitos,manzanas.



































Estoy en un verdadero peligro.

Llega una persona y me pide le acompañe. Así que cojo mi mochila y voy con él.

No me gusta esta mochila, me la tengo que colocar atravesada y a cada paso que doy la mochila se mueva para acá y para allá.

Este se sube a una cornisa y la pasa sin dificultad.

Quiero aclarar que estamos a una altura considerable.

Es un rasca cielos.

Cuando pasa me mira y me pide que siga a delante. Y me apura¡

Intento pasar por la cornisa pero la veo con rajaduras, esto se va a caer sí piso en falso.

Además de las rajaduras la cornisa tiene picos punzo cortantes y alambres con púas filosas.

Enfrente un señor de lentes , pelo chino y bien prieto me mira.

Una mujer le dice que me voy a caer.

Apenas dice esto y me voy al vacío.

Ya espero un tremendo golpe.

Pero no es así.

No llego al suelo porque comienzo a girar.

Estoy en posición de loto. Y no caigo. Más bien giro.

El hombre que antes tenía cara de burla conmigo ahora tiene cara de asombro.

La mujer también me mira con interés.

Después de girar en el aire,me convierto en un rayo, salgo encendido hacia el firmamento..

Y ya no me vuelven a ver.


Estoy en esta casa . Es la casa de cualquier pueblo.

Una mujer al verme me ofrece una silla y al mismo tiempo me pregunta que sí ya vi el mural?

No donde está?

Aquí.

Es un mural que todavía no colocan en la pared.

Que le miras Alfredo?

Al mural?

Sí.

Bueno. Es un barco de lado. Está pintado de blanco y negro.

Hay en su cubierta gente que mira para acá.

Sí y qué más?

Fijo los ojos en la pintura y le digo:

Detrás de las personas hay una gallina con huevos y pollitos a su alrededor.

Sí efectivamente Alfredo.

Esto nadie lo ve.

O al menos a las personas que les he preguntado la han podido ver.

Tú tienes algo especial.

Tú crees?

Si te lo aseguro.

Entra un joven.

Este me dice que la manzana que se está comiendo está muy buena.

El joven no me ofrece. Se la come enfrente de mí pero no me ofrece.

Me dice que estas manzanas se las traen especialmente de Contepec.

No las he probado le respondo.

Para manzanas estas le digo.

Estás son de Chihuahua.

Saco de una caja las manzanas, se las muestro. Son manzanas grandes, rojas. Y de muy buen sabor.

Tomo una y comienzo a comérmela. Tampoco le doy.

El joven no se atreve a pedirme una.
Tampoco estoy dispuesto…..


Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblode tierra.
@palqueseva
22 de Junio de 2016.
Estados Unidos Mexicanos.




lunes, 20 de junio de 2016

Barco.

Barco.



































Anoche me soñé en un barco.

Estaba en la proa.

Arturo Martinez posado sobre la arena me gritaba iracundo que tenía que ir a un sitio determinado a cobra venganza por algo que le habían hecho.

El señor Arturo arrojaba armas al interior del barco. Yo las tomaba pero no sabía a ciencia cierta a quién debería de matar o hacerle daño.

En otra parte del mismo sueño me encontraba mirándo lo que pasaba en el barco.

En la playa veo que un hombre se arroja al mar con la firme intención de llegar a la nave.

El señor Arturo me señala que ese es uno de los que debo de ajustarle cuentas.

El hombre en el mar dá brazadas. Al voltear para tomar aire descubro que es Julio Alemán.

Se acerca al barco.

Intenta subir por esa escalerilla de mecates y sogas que se mueve a medida que subes.

Le grito que no lo haga. Julio no me obedece. Es entonces que le disparo. Julio cae al mar. Alrededor de él se forma una figura de sangre.


Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu.
20 de Junio de 2016.
Estados Unidos Méxicanos.







martes, 14 de junio de 2016

La guera.

Lápices, pelo cano, vampiro, la fría tiene sexo con dos, lozetas como portadas de discos, una guera, árbol de navidad que se incendia.

Lápices, pelo cano, vampiro, la fría tiene sexo con dos, lozetas como portadas de discos, una guera, árbol de navidad que se incendia.














































Un hombre va repartiendo lápices por la plaza.

A todos les entrega uno pero a mí no.

Así que voy en su busca. Le pregunto porque a mí no me entrega el lápiz como a todas las personas?

Este argumenta que no tengo derecho a recibirlo.

Claro que sí¡

Sí les entregas lápices a todos yo también tengo derecho a uno¡ Le grito.

El individuo se niega.

Veo a otro que también reparte lápices.

Voy con él.

Después que le explico abre la bolsa de plástico . Luego me pregunta mi nombre.

Alfredo.

El hombre escribe mi nombre así: Halfredo.

No señor mi nombre no lleva hache¡

No lleva hache?

No señor¡

Mi nombre es Alfredo¡

Dicho esto me entrega el lápiz.

Cuando me voy a retirar llega El Tony.

Antes de que le pregunte su nombre le digo que se llama Antonio Arrieta.

El tipo escribe: Hantonio Harrieta.

Que le digo que no¡

No se escribe Hantonio Harrieta, se escribe Antonio Arrieta¡

Lo escribe.

Después saca un lápiz y se lo dá.

Llega Hugo.

Le digo que es Hugo.

Ah sí.

Ugo.

Este cuate junto con el otro no se hace uno.

Cuanta gente analfabeta¡

Se escribe Hugo señor¡

Cuando ha visto usted que Hugo se escriba Ugo?

Le entrega también su lápiz.

Voy preocupado.

Necesito que me entreguen los papeles de la escuela.

Voy a ver a Jorge Pineda.

No debes de preocuparte Alfredo.

Ahí los debe de tener.

No lo sé.

Debería de haber ido hace cuarenta años y hasta ahora se me ocurre.

Es posible que los documentos estén en el archivo muerto de la Secretaría. Si es que están.

Pero Jorge debe de acordarse de ti no crees?

Quién sabe, Jorge me conoció con el pelo café. Y ahora estoy como la canción de José Alfredo.


Camino por una calle empedrada.

Antonio Aguilar, el señor de las canciones me llama.

Sí que pasa?

Necesitamos entrar a esa casa?

A esa?

Sí.

Y para que le pregunto?

Porque debemos de matar a un vampiro.

Debemos?

Sí me tienes que acompañar.

Pero esa casa está tapiada?

Además las puertas y las ventanas tienes cadenas y candados.

Ya lo sé. La vamos a derribar.

Antonio corre a la entrada de la casa. En una pequeña tinaja esparce diésel. Coloca un palo y una estopa.

Le arroja un cerillo y corre¡

Amonos ¡

Nos cubrimos. Luego sobreviene una explosión.

Correle¡ amos pá a dentro¡

Y corremos.

Subimos de prisa por una escalera que está por caerse.

Entramos a una recámara.Hay una cama.

En ella duerme un vampiro.

Antonio me dice en secreto que le clave una estaca en el corazón.

Pero no traigo ninguna estaca.

Pués buscala¡

Salgo a pasos lentos.

Me encuentro con un palo.

Es un palo que me puede servir. Tiene la punta picuda.

Con el palo en la mano entro de nuevo al cuarto. El vampiro duerme. No lo despertó la explosión.

Me trepo en él y sin más le clavo la estaca en su pecho.

El vampiro abre los ojos y me mira como diciendo: Y yo porque?

Porque eres vampiro. Y a los vampiros se les clava una estaca en el corazón.

Y agradece que no traemos balas de plata le dice Antonio.

Me encuentro a la fría.

Ven Alfredo¡

Sí que pasa fría?

A ti que te gustan los sueños te quiero contar el mío.

La vida es sueño fría,decía el poeta.

Sueños convertidos en humo y son de humo nada más.

A ver….

La fría me dice que estaba con un hombre en la cama. Que le gustaba la manera de como le agarró su sexo. Le pasaba la mano con suavidad. Después intriducía su dedo lentamente. Esto tuvo como resultado que se empapara.

Como crees?

Y luego fría?

Pués que en esas estaba cuando llegó otro. Este era un tipo pelirrojo. Entro y se quitó la ropa. La fría se quedó admirada del tamaño de verga que tenía este cuate.

Y qué pasó fría?

Que se sube a la cama y también me acarició. Ya no sabía ni cuál de los dos acariciaba mejor.

Hum fría…

Lo que me resulta extraño es que te dejaras agarrar la pepa. En la vida real no lo haces o sí?

Pués en el sueño sí que me gusto. Fue lo que me dijo.

Pués qué quieres que te diga fría. Se me hace que andas querendona. Y sí en algo te puedo servir me dices.

Sí yo te aviso.

La fría se esfumó..

Camino por una calle. La calle tiene lozetas negras.

Las lozetas son portadas de discos.

Me agacho y arrancó una. Es una lozeta que tiene como programa una obra de guitarras con saxofones.

Sigo mi camino.

Llego a una reunión.

Veo que hay grupos de personas vestidas con ropas finas.

Por allá hay varias mujeres. Una de ellas al verme me llama:

Ven , ven;

Yo?

Sí tú.

Buenas noches. Las saludo.

Mira te traje este disco.

La mujer después de leer el contenido se alegra.

Me dice que quiere escucharlo.

Voy a buscar al que ambienta la fiesta.

Le digo que lo ponga que la señorita lo quiere escuchar ipso facto el usufructo.

La mujer es idéntica a mía Farrow, cuando era joven.

Regreso.

La mujer me dice entre el bullicio que muchas gracias¡

Sí está bien.

Me voy.

Ahora estoy en una casa.

En esta contra esquina hay un árbol de navidad.

El árbol se incendia.

Busco el contacto que la está humeando.

Apago el contacto.

Luego comienzo a soplarle a los focos. Y los voy apagando uno a uno.

No hay nadie más en la casa. Sí no estuviera esto se hubiera incendiado.

Quién será el dueño?









Original de Alfredo Arrieta
@palqueseva
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu
14 de Abril de 2016.
Estados Unidos Mexicanos.


domingo, 12 de junio de 2016

Escaleras con azulejos, gato con pulgas, cuentas en un cel, pelón de ojos azules, casita barco, niños estopa, perros que muerden ,instalación de cable ,cama burro, mujer anciana que quiere comprar vestido casita barco de regreso.

Escaleras con azulejos, gato con pulgas, cuentas en un cel, pelón de ojos azules, casita barco, niños estopa, perros que muerden ,instalación de cable ,cama burro, mujer anciana que quiere comprar vestido casita barco de regreso.





































Puedo ver a la perfección esta escalera. Me gustaría alguna vez en la vida o en los sueño poder hacer una igual.

El albañil trabaja de manera sorprendente. No se le quiebra ningún mosaico. Puede que sí lo intento y perseveró quizá lo logre. Por el momento me conformo con mirar como va colocando las piezas una a una. La escalera toma forma y a medida que trabaja va a apareciendo una serpiente que va para arriba como arrastrándose. Es perfecta.


Este gato me mira. Tiene los ojos y la mirada profunda. Me mira de tal manera como diciéndome que lo bañe. Cosa extraña porque a muchos gatos les desagrada el agua.

Lo tomo en mis brazos y descubro que le corren por todo el pelaje cientos de pulgas. Lo dejo en el suelo.

Tengo en mis manos un celular. Hago cuentas. Son numerosas. Cuanto he gastado en la vida?

Cuanto he comprado? De qué me ha servido todo esto? Cuantas cosas he tirado a la basura? Cuanto dinero gasté? No tengo ni la más remota idea de cuanto ha sido.

Este pelón de ojos azules me mira como divertido. No sé que le causa esto. Estoy a punto de preguntarle.

Mejor lo dejo. Es posible que con este temperamento que traigo en estos momentos termine el calvo con un ojo morado. Lo dejo y me voy.

Ahora estoy en una estación. Hay locales comerciales bien abastecidos. En lugar de calles hay canales por donde pasan ciertos vehículos.

Una casita barco se detiene enfrente de mis pies. Unos niños la manejan. Me dicen que suba. Ellos me llevarán a la casa de mi abuela en México.

La casita barco avanza lentamente. Veo en las aceras que la gente también abusa y andan en bicicleta sobre las aceras. En los sueños tampoco hay educación?

Camino por una vereda. La vereda está polvosa. Hay siembra de maíz.

De pronto aparecen un grupo de niños. No son niños naturales. Estos son de estopa. Los niños están sucios. Se acercan a mí pidiéndome de comer. No traigo nada niños, quizá en el regreso me acuerde de ustedes y les traiga algo.

Los niños se meten entre el maizal y se van.

Me salen unos perros salvajes. Estos intentan morderme en las corvas. No los dejo y les tiro de patadas. Esto enfurece más a los perros. Uno logra alcanzarme. Me saca sangre. Llega un niño estopa . Se arranca un cacho del brazo y me lo dá para que me lo ponga en la mordida.

Ahora estoy en el patio de la casa de mi abuela.

Necesito colocar este cable para pasar corriente eléctrica.

Me subo en una escalera y lo voy colocando en la parte de arriba de la pared.

Me está quedando bien. Engrapo el cable y sigo.

Después de varias horas. Descubro que el cable no me alcanzó. No lo quiero unir porque esto puede provocar un corto circuito.

Le digo a un señor chaparro que mañana lo tendré que quitar y poner el cable de este lado. Lo que sucede es que no tomé las medidas adecuadas y me salió mal.

La fría está planchando. Tiene un burro de color azul.

La fría me mira y yo la miro también.Mientras plancha una camisa o blusa.

Entra una mujer anciana. Le pregunta por los vestidos de una colección.

La fría le dice que esos vestidos no le quedarán porque es para mujeres esbeltas. La anciana reacciona y le responde que ya bajo de peso. Me pregunta como sí a mí me importara: Verdad Alfredo que bajé de peso?
Sí como quince kilos.

La mujer intenta ponerse un vestido para las esbeltas. Se lo mete por la cabeza. Es un vestido con cierre. De reojo y accidentalmente le veo las nalgas. Hu pues lo que sea de cada quién todavía tiene buenas nalgas esta mujer.

El vestido no le queda, se lo saca y lo arroja a la cama.

Regreso a los canales. Espero la casita barco.

La veo venir.

Ahora la maneja un señor de pelo amarillo.

Cuando se detiene me dice que no puedo subir. Quizá más al rato que bajen algunos pasajeros.

Pero puede agarrarse de los palos de atrás. Me arrojo al canal. La casita barco avanza formando unas olas,yo voy agarrado a los palos y pataleando.

Al rato en otra estación la casita se detiene. Baja un judio. El señor de pelo amarillo me dice que puedo subir.

Me meto como puedo. Curiosamente aunque estoy de complexión natural entro perfectamente en la casita.






Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblo de tierra
@palqueseva
12 de Junio de 2016.
Estados Unidos Mexicanos..