martes, 26 de julio de 2016

Amanecer

Flores de Adelfa

Temblor, casa nueva, mujer desnuda en el suelo, mujer vestida de muerte blanca, cicatriz larga por todo su cuerpo.

Temblor, casa nueva, mujer desnuda en el suelo, mujer vestida de muerte blanca, cicatriz larga por todo su cuerpo.



































Me encuentro de pie sobre la esquina de Chapultepec
De pronto el suelo comienza a retumbar, a moverse trepidatoriamente pués.
Se intensifica.
Enfrente de mi un edificio cilíndrico de color café se inclina.
Este edificio originalmente está por Mariano Escobedo pero en el sueño de anoche lo situé en esta Avenida.
Se inclina y cae en un ensordecedor estrepito¡
La loza que cubre el edificio se desprende y salen despavoridos cientos de personas.
A un lado hay otro edificio.
Este está en obra negra.
Los trabajadores se asoman, también caerán.
Uno de ellos de ojos saltones grita: está temblando¡ Es un cataclismo¡
Tomen fotos¡
Como no traigo la cámara dispuesta pero el teléfono sí les tomo imagen a todos los asustados..
Eso fue todo. No hubo más.

Les cuento que tengo casa nueva.
Es una casa a la que llegas por un pasillo al descubierto. Al fondo veo maderas mojadas,podridas.
Saco las llaves de la casa nueva. Me dirijo presto al baño. El baño está terminado a medias. No tiene agua,no tiene taza, no tiene lavabo. Solo las paredes enjarradas con pasta.
No tengo tiempo, me saco el pito y orino sobre la pared.Ni modo. No contaba con esto. Además no se debe uno de aguantar las ganas.




Después entro a un cuarto. Es otro sitio.
Una mujer desnuda y muy rubia está medio sentada en el suelo. El suelo es de cemento. Le digo que se va a lastimar la piel. Le digo que se levante, le ayudo. La mujer se pone de pie. Parece de otro país. La tomo de la mano. La mujer tiene una apariencia de mujer cansada. Le digo que puede dormir en ese catre. La mujer se recuesta, así desnuda. Lo cubro con una manta, la mujer cae en sueño profundo. Yo la miro.
Esta mujer no es una mujer joven. Debió nacer a finales de los 30. Esto lo digo porque su rostro ya envejecido es lo que demuestra.
La mujer que sí sé como se llama pero que no lo diré para no herir suceptibilidades.
Está en un cuarto acompañada de otras cuatro beatas, estas sí más jóvenes.
Me dice que debo de salir porque debe de prepararse para su próxima muerte.
Las otras la visten despacio. Es un vestido tipo novia.Un vestido color blanco con adornos florales.
Salí del cuarto sin embargo la sigo viendo. Es como sí las paredes fueran trasparentes.
Una vez ataviada se recuesta sobre la cama tendida. Les dice a las beatas que ya es la hora mientras musita entre labios que Dios la perdone por los males que pudo o que causo.
Ya no es hora de perdones. Eso ya no cuenta. Lo hecho hecho está.
La mujer cruza los brazos, le colocan un ramo de margaritas, cierra las ojos y duerme el sueño eterno de la muerte. Ni siquiera sufrió. Ni un pinche dolorcito siquiera.

Este otro que está tirado en el suelo también lo conozco.
Tampoco diré su nombre.
Está tirado en el suelo y tiene escoriaciones en el cuello. De primeras pensé que alguien lo chupeteó quizá un vampiro.
Pero no viéndolo bien este cuate tiene una cortada reseca pero reciente que baja de su cuello pasando por su pecho, parte de la barriga pare terminar finalmente en toda su pierna.

Le pregunto que fue lo que le paso?
Este me dice con voz inaudible que lo tasajearon como si fuera un puerco.
Intentaron hacerlo cachitos pero no lo lograron.
Y lo que me llevé fue esta gran cortada.
Que les debías algo?
Pues creo que sí. Pero ya quedamos a mano…
Le dije que le tenía que echar sal a su herida porque no había otra cosa.
Y está yodatada?
Creo que sí. Y le eché sal a todo su cuerpo en canal...




Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra
Nec spe, nec metu
21 de Julio de 2016
Estados Unidos Mexicanos.

viernes, 15 de julio de 2016

La Mentada


Durango.La mentada from alfredo arrieta on Vimeo.

Entrando a Estados Unidos, tienda, mujer que va a parir niño prieto.

Entrando a Estados Unidos, tienda, mujer que va a parir niño prieto.


























En la línea de esta frontera le explico a Fernando que debemos de aprovechar la oportunidad de estar aquí y que por lo menos entremos a Estados Unidos a comprar dulces.

Un señor con un parecido a Gregory Peck nos mira.

Camino hacia donde se encuentra y le digo que queremos entrar.

A que van?

Vamos al Sanborns a comprar algunos dulces.

Gregory se agacha, toma un papel y escribe algo.

Nos los entrega. Es como un permiso.

Gregory se va.

Entramos al Sanborns.

Una niña intenta meter las manos en una cubeta que contiene agua.

Fernando le impide que se las moje. La niña llora.

La mamá de la niña nos mira molesta. Le digo a Fernando que nos vayamos.

La mamá no deja de mirarnos enojada.

Subimos una escalera.

Gregory pasa. Lleva una bata blanca.

Se mete a una oficina. Luego nos mira y nos pregunta que sí ya compramos los dulces?

Todavía no señor. Apenas vamos para allá.

Se escuchan unos gritos.

Gregory hace una mueca de disgusto.

Nos dice que son de una mujer que está pariendo.

En esa sala?

Sí.

La mujer llegó un poco antes que ustedes.

Le dije que primero pariera y que después entrara a Estados Unidos.

La mujer insistió.

Y le dí el permiso.

Ahora está pariendo.

Quiere un hijo norteamericano.

Gregory saca de nuevo un papel y escribe con tinta azul: Mujer de origen mexicano está pariendo. Resultado un hijo prieto.


Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu
15 de Julio de 2016.
Estados Unidos mexicanos.







lunes, 11 de julio de 2016

baldosas faltantes, mueble de yeso, El patio de la casa de mi abuela lo convierto en Centro Cultural, María Félix de blanco, baile de la Sandunga, Hank González y mi papá.

baldosas faltantes, mueble de yeso, El patio de la casa de mi abuela lo convierto en Centro Cultural, María Félix de blanco, baile de la Sandunga, Hank González y mi papá.




























Este es el patio interior. Se han botado o arrancado las baldosas. Algunas de ellas se hicieron añicos, otras ya no están.

Decido reparar el daño.

Preparo una mezcla de solo cemento.

Después lo incorporo a los faltantes. Con una laminilla le doy los toques especiales para que quede bien.

Una vez que terminé con el piso me dispongo a elaborar muebles de yeso.

Con la misma laminilla le quito los excesos hasta formar un sofá.

Más tarde el patio principal de la casa de Mixcoac lo convierto en un centro cultural. Traigo cantera de Guanajuato y le doy a los pisos y a las paredes un toque especial. Un tono distinto.


Se forma un grupo de baile, yo voy en la vanguardia, llevo una veladora encendida. Una mujer de trenzas negras canta la Sandunga en idioma zapoteco. Bueno primero lo hace en español y luego en zapoteco.

Todos vestimos de blanco, el cuadro se mira espectacular.

Llegan personas en carros especialmente contratados.

En la entrada ya de pie se encuentra María Félix. Ella va ver el espectáculo. María viste un traje blanco con un velo que lleva en el pelo.

Nosotros seguimos .

María mira con atención. Se acerca a mi persona y deposita un beso en la mejilla. Me dice que le ha gustado mucho.

Le agradezco.

En una silla de madera Julio Alemán también observa. Al ver el beso que me dá María me dice que él ayudó mucho a esta mujer. No le pido que me explique. Si la ayudó pués que bien que lo hizo.

Por ésta puerta que infinidad de veces cruzo llega mi papá acompañado de Carlos Hank.

Al verlo me aproximo a él y le digo que lo ví físicamente hace más de treinta años. Iba usted subiendo una escaleras y yo las bajaba se acuerda?

No, no me acuerdo me dice Carlos.

Pero me gusta que tengas buena memoria.Mi papá sólo escucha las palabras que le digo.

Eso fue todo en este sueño extraño.


Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
@palqueseva.
Nec spe, nec metu.
11 de Julio de 2016.