lunes, 30 de mayo de 2016

El pañuelo

Tabasco 3.

Jalisco 1

Revisando unos papeles, dinero como bolitas, la fría sube al camión, camioneta gris, estatua verde.

Revisando unos papeles, dinero como bolitas, la fría sube al camión, camioneta gris, estatua verde.


















Reviso unos papeles. Estoy de pie.

Cuando leo el contenido, los arrojo al suelo, lleno de furia.

Me encamino a esta casa. Sobre una mesa hay una bolsa. La abro. En el interior hay unas bolitas, es dinero hecho bolita.

Lo tomo en la mano y lo aviento a un caño.

Esto es lo que nos ha alejado del sentimiento humano. Que no quede nada.

El dinero se va.

Voy en este camión. El camión se detiene en cada esquina. Veo que en la siguiente la fría le hace la parada. Se sube. Le entrega al conductor unas monedas y camina.

Se dirige a dónde estoy sentado. Me mira y sin más me mete dos o tres mamadas.


Luego como sí hubiera bebido a pasto se limpia las comisuras de los labios, se regresa, me dá la espalda le dice al chofer que abra la puerta. El camión se detiene la fría baja, el camión avanza, la veo a través del vidrio, la fría me mira tiene cara de vampira.

Veo una camioneta gris. Se acerca Antonio. Me pregunta que sí conozco al señor que llevan dentro?

Sí lo conozco.

Desde cuando?

Desde cuando las víboras andaban paradas.

Nos lo vamos a llevar .

Y eso porqué?

Porque es un peligroso.

Antonio se sube a la camioneta y se marchan a toda velocidad.

Se acerca otro que también es policía.

Me muestra un álbum

Hay varias fotos en donde salgo yo. Las fotografías son en blanco y negro.

Pero hasta ahora las ví.

El policía me pregunta que desde hace cuanto que conozco al peligroso?

Desde tiempos inmemoriales ya se lo dije a Antonio.

Lo teníamos vigilado. Hasta que logramos capturarlo.

No creo que el señor sea de peligro. Lo conozco.

Me quita el álbum y se va…

Esta es una estatua monumental.es un hombre con cuerpo de buey.

Está sentado en una silla ceremonial.

Lleva en el mano una lanza.

Yo tengo la estatura normal. Pero apenas sí le alcanzo una pierna. Comienzo la subida. Llegó a sus piernas. Luego de un brinco o salto voy a su pecho.

Trepo por su cabeza agarrándome de sus cabellos.

Una vez ahí me siento. Estoy a una altura aproximada de unos cuarenta metros del piso.

Pasa de nuevo la camioneta gris.

Se asoma el señor peligroso. Me grita que le avise a su mamá. Su mamá está en el panteón. Como le aviso o que?



Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu
30 de Mayo de 2016.
Estados Unidos mexicanos.




martes, 24 de mayo de 2016

En Irapuato arreglando unos asuntos, paso peatonal por Ecatepec,Me cojo a una mujer en la plancha de un quirófano,cena de gala con Peña Nieto y Homero Aridjis, francesa con una niño.

En Irapuato arreglando unos asuntos, paso peatonal por Ecatepec,Me cojo a una mujer en la plancha de un quirófano,cena de gala con Peña Nieto y Homero Aridjis, francesa con una niño.



























Me tuve que trasladar a Irapuato.

Una vez ahí me dirigí a una oficina.

Pregunté por un señor.

Al poco rato salió uno de traje.

Ese es?

Sí me dijo la mujer de verde.

Señor señor, necesito que me entregue unos documentos?

Cuales documentos?

Unos que usted me tiene que entregar.

Usted viene de México?

Si.

Pués dígale a quién lo mandó que no tengo porqué darle información privilegiada.

Dicho esto sale y se aleja con otras dos personas.

Me encuentro en el intento de subir por este paso peatonal.

Los escalones están rotos.

Traigo los zapatos desabrochados.

En la parte alta del puente camina Hugo Rendón. Intento alcanzarlo pero los escalones y los zapatos me lo están impidiendo.

Me agacho, me abrocho y salgo lo más rápido que puedo. No lo alcanzo. Hugo se pierde en la multitud.

No me duele nada, ni me siento enfermo. Que hago aquí en esta mesa de quirófano?

Se abre la puerta.

Entra una mujer de las denominadas rubias. Ella se acerca y me dice que la enviaron conmigo.

Y para que?

La mujer no responde, se encarama sobre mí y se empieza a mover.

Le digo que espere que alguien puede entrar.

Eso no importa¡

La mujer continúa y yo sin enfermedad de por medio me la cojo en el quirófano.

Paso a otra cosa:

Acudo a una cena de gala.

Me dicen que es una cena suntuosa. En donde todos los que asisten son frívolos.

No sé que carajos hago aquí¡

Me siento lo más lejos que puedo. Los platos son de fina porcelana y los cubiertos de plata.

Ahora solo falta la comida exquisita.

En la mesa del centro veo con nitidez a Peña Nieto. Está acompañado de otras personas que no reconozco.

En la parte alta de este salón hay bastantes personas vestidas de huicholes.

Hacen una especie de valla.

Atrás de estos otras personas gritan¡

Los huicholes en realidad no son huicholes. Yo conozco a los huicholes. Estos son como policías del mismo gobierno.

Entra por esta puerta Homero Aridjis. Este levanta las manos y los presentes le aplauden. No sé porque le aplauden. Lo que este señor escribe lo puede escribir un letrado.

Aridjis se sienta al lado de Peña Nieto, hablan amenos..

Casi al amanecer veo una mujer vestida con abrigo. La mujer le reclama a otra algo que no le gustó. La mujer lleva en la mano a una niña también de abrigo.


La insulta en francés. La otra mujer me mira como preguntando y esta que chingados dice?

Te está insultando. Dice que jamas volverá a confiar en ti.

Está loca¡

Les traduzco a las dos. Tanto en castellano como en francés.. Sólo falta que se jalen del moco. Para estar iguales y al tú por tú…


Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu
24 de Mayo de 2016.
Estados Unidos mexicanos.