LCR

LCR

miércoles, 22 de octubre de 2014

lamento llanero

la dueña de mi amor

Santuario Parroquial de la Santísima Trinidad

María Bonita 3

Manejando un carro rojo sin frenos,me subo en una vitrina que tiene ruedas y voy a Santiago de Cuba,llevándo cajas de cerveza por Fray Servando Teresa de Mier,Camión con personas indeseables.

Manejando un carro rojo sin frenos,me subo en una vitrina que tiene ruedas y voy a Santiago de Cuba,llevándo cajas de cerveza por Fray Servando Teresa de Mier,Camión con personas indeseables.




























Estos parajes no me son del todo desconocidos. Son los años cuarenta. Y queda mucho por construir. Sé que son los meros rumbos de Azcapotzalco. Eso lo digo porque estoy viendo este encierro de caballos finos.

Bueno el caso que me ocupa es este sueño…

Voy manejando un carro Rambler. Sí el carro que le compré al español José Barreiro.

Voy por una calzada recién hecha.

Veo que la luz pasa de ámbar a rojo y me detengo.

En eso se abre la puerta del lado izquierdo y se mete un sujeto. Eso me sucede por no tener precaución y llevar el botón abajo.


Lo miro es Gene Hackman. Me pone una pistola en el costado. Que te pasa Gene? le digo.

Este me responde síguete derecho y vete rápido. Le hago caso. Meto la pata a todo. El carro se desliza veloz como flecha veloz.

Métete por aquí ¡ le hago caso..

Vuelvo a salir pero por otra avenida..

Cuando reconoce más o menos por donde está me pide que me detenga. Meto el pie al pedal del freno pero los frenos no responden.

Que te detengas me grita!

Los frenos no responden Gene?

Intento no pegarle a nada ni a nadie.

Hasta que después de manejar con los huevos en las anginas el carro se detiene por sí sólo.

Gene me dice de nuevo y siempre en tono imperativo que lo siga.

Entramos a una cantina.

Hay dos hombre esperándolo.

Nos sentamos. Los hombres parecen pochos.

Gene les pregunta que sí tuvieron contratiempos?

No nos libramos de todo.

Nadie los siguió?

No nadie..

Está bien. Y ya tienen nuestra parte?

Sí.

El pocho coloca sobre la mesa dos montones de dinero, son en su mayoría dólares.

Gene me mira y me dice secamente: Tomalos son tuyos.. Te los ganaste..

Se levantan los tres y se van.

Gene me dice que nos volveremos a ver.

Se acerca una mesera me pregunta que deseo.

Le digo que sí tiene agua mineral?



Orale señor se va a subir?

Sí espéreme le digo..

Estoy a punto de abordar una vitrina. Sí una vitrina. Estos cubanos son la leche. A todo le encuentran. Sacaron la vitrina de algún negocio porque estaba inactiva, le pusieron ruedas un motor amarrado con ligas , su manubrio de bicicleta y ya está!

Y hacia dónde nos dirigimos les pregunto a los cubanos?.

Todos responden a coro: ¡ Vámos a Santiago de Cuba chico ¡

Y nos vámos pá allá ¡….

El calor es insoportable. Y cargando estas cajas de cerveza pués más..

Lo ideal sería que pasara un camión y quisiera llevarme con este cargamento.

A lo lejos y por Fray Servando viene un destartaládo. Como puedo le insto a que se detenga. Me subo trastabillando porque el señor nunca deja de avanzar.

En un momento le traigo.

Me paso hasta la parte trasera y le digo a Gustavo que va sentado que le pague al chofer. Saco de mi bolsillo muchas monedas de plata. Gustavo me mira y me dice que él puso una parte pero que salió perdiendo.

Está bien ten todas y ya no chingues… Le dejo caer en sus dos manos todas las monedas de plata…

El camión se detiene veo como van subiendo muchísimas personas. Todas ellas tiene rostros indeseables. Vienen sucios, con argollas en la cara, los cabellos con meses sin jabón, sus ropas apestosas. Y lo peor todos vienen drogados.

Se suben los que pueden. Quedo hasta el fondo del camión. Uno de ellos con sus ojos de delito me dice que si le doy una tres equis?

Sí tómala. Te la regalo.

El tipo se agacha, se asoma por su cuello una víbora. El hombre se ríe, me dice que no muerde. Se llama Lola.

Y porque le pusiste nombre de mujer?

Porque crees me pregunta?

Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra
22 de Octubre de 2014.
Nec spe, nec metu
Estados Unidos mexicanos.




martes, 21 de octubre de 2014

Monumento a la Raza

Vidrio a punto de caer, centro de convenciones de negocios y deportivo, estancia del mismo centro con figuras de próceres verdes que parecen libaneses.

Vidrio a punto de caer, centro de convenciones de negocios y deportivo, estancia del mismo centro con figuras de próceres verdes que parecen libaneses.
































Este sueño lo considero como de los más raros que he tenido. Vean pues:

Estoy en un salón con las paredes forradas de maderas finas. El mobiliario es de los considerados elegantes. Una mujer vestida con traje sastre de color gris habla y expone al mismo tiempo su argumento a un joven de traje negro camisa blanca y corbata roja. Ella le habla autoritariamente.

Yo los escucho sin decir nada. Solo me limito a leer sus lenguajes corporales.

Arriba de la mujer hay un vidrio de cinco milímetros de espesor. Veo que este vidrio se recorre lento. Me parece a mí que se va a ir pá abajo.

Como veo que la caída del vidrio es inminente me acerco para prevenir a estos dos. La mujer me mira con desdén a través de sus lentes finos y me dice que de ninguna manera ese vidrio caerá porque todo aquí es perfecto.

Si está bien su dicho pero sí usted no se quita el vidrio le golpeará la chirimoya.

Le digo al muchacho de corbata roja que lo que se necesita en estos casos es un pegamento que sujete el vidrio.

Me trepo al escritorio cual sí fuera rana y les hago los señalamientos. Ninguno me hace caso. En tanto el vidrio sigue resbalándose.

Me bajo del escritorio.

El vidrio se desprende y va a caer justamente en la cabeza de la mujer. De inmediato comienza a salirle un chorro de sangre, le digo: Se lo dije mujer de sangre pesada!. Los dejó, salgo y cierro la puerta.

Este sitio es un Centro de Convenciones. Es un lugar de proporciones inmensas. Parece una ciudad.

Decido recorrerlo. Muchas veces debes de ir a los lugares y caminar. Es la única forma de reconocer los detalles .

Entro a un vestidor.

Por lo que veo equivoqué las figuras de la puerta. Hombre mujer. Aquí hay solamente mujeres.

Estas están dadas a las tareas de ponerse trajes de baño. Los trajes son de un amarillo intenso combinados con negro. Una mujer pequeña pero bien proporcionada está sentada de lado. Ella intenta ponerse su traje de esta forma. Le explico que sí se levanta le resultará más fácil colocárselo. Ella me dice que no. Que su mamá lleva años haciéndolo de esa manera Y ella no es nadie para cambiar las costumbres.

Pero es que sí lo haces así lo más seguro es que vas a enseñar el culo le dije. Ella pareció no escucharme y prosiguió su rutina. El resultado me mostró el culo ¡

Esto sucede cuando las mujeres se vuelven voluntariosas. Ni modos que se le va a hacer.


Otra de ellas haciendo lo mismo se asoma y camina hacia mi. Hay mucho vapor. Cabe decir que no me gusta el vapor, siento que me asfixio pero tengo que tolerarlo, pero soportarlo?.

La mujer lleva su traje amarrillo intenso combinado con blanco. Ella va totalmente encuerada. No tiene pena alguna. Como sí la conociera de hace tiempo. El caso es que no. Es la primera vez que la veo en este sueño y en otros que he tenido. Está buena la mujer pienso yo.

Ella me pregunta que sí de esta manera se pone el traje o bañador ?. Levanta una pierna y se lo mete, luego la otra. Después se lo sube y se lo pasa por los brazos. Ajusta lo que le molesta y me dice: Que tal?.

Te quedó perfecto. Ahora metéte Tete a la alberca. Ella se ríe y sale dando saltitos.

Mientras tanto la otra mujer la que me mostro el culo sigue en las mismas. Ay mujer mujer. Sí me hubieras hecho caso ya estarías nadando. Mira la Teté ya se vistió y ya está en el agua.
La chica solo se limita a llorar. Ya te manchaste la bocota con bile, se te descorrió todo.. Ay mujer mujer….


Me dirijo a un sala donde escucho música.

Hay bullicio por lo que miro. En fila india y llevando instrumentos salen un político de mierda, más bien dos políticos de mierda. Los dos se llaman Manuel. Otro que viene agarrado como sí fuera elefante un ejecutivo telefónico,medio hipocritón el guey y otro mas el empresario diáfano que en realidad es un narco traficante . Ellos con otros más a los que no identifico cruzan una cortina transparente. Ahora puedo ver con claridad sus rostros cínicos. Sí son ellos sin duda alguna.

En otra sala unas personas miran un documental. Me detengo un rato. Unos leones se suben hasta los árboles y destazan a los que pretendían cazarlos. Una lección más.. Para ellos.

Finalmente salgo..

En medio hay un monumento . Está hecho a base de figuras y rostros de héroes. Creo que son libaneses. Un hombre delante de mí saca su cámara para tomarle fotos. De inmediato se le acercan personal del Centro vestido de pantalón blanco y saco azul. Estos le quitan la cámara por la fuerza. Otro se atreve a meterme la mano en la bolsa de la chamarra y me saca la mía. Es decir mi cámara. Le digo que yo no estaba tomándo fotografías que me haga el favor de regresármela. El hombre se niega. Me dice que hasta que me vaya me la entregará. Le digo que sí no me regresa mi cámara voy a mostrar estas fotos. Saco una y se la enseño. El hombre mira de cuerpo entero, llevando un traje de baño amarillo intenso combinado con negro y mostrando su araña a la mujer del vestidor.

Y como es que tú tienes una foto de Tete?.

Me das mi cámara o se las muestro a todos.

El hombre busca en una bolsa que contiene los objetos decomisados , saca mi cámara y me la entrega.

Ya está! Ahora dame la foto de Teté!.

Tete es mi esposa me dice despacio..


Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra
Nec spe, nec metu
21 de Octubre de 2104
Estados Unidos Mexicanos.