Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2013
Carrera,Tierras y Gretchen Moll
























Metido en medio de una multitud me encuentro. Voy con pantalón corto, camiseta blanca, calcetas y unos tenis que no son Nike. Me dicen que ya está a punto de comenzar la carrera. No me dan tiempo de explicárles que yo ya no corro. Más bien ya no corro tanto. ¿Y eso me preguntó un regordete con bigotes del sueco?
Es que en los últimos años me acomete un dolor en la pierna derecha.  Hace años cuando era niño y joven corría como un gamo. ¿ Sabes lo que es un gamo? El sueco me miró y  se quedó igual.
Por un micrófono  una voz anuncia que en unos cuántos momentos comienza el maratón. Les insisto que yo no estoy capacitado para correr  . Ninguno me hace caso.  Al sonido de un disparo salen todos como pedo de bombero. Yo voy en ese mar...     
Siento que debo de remediar esta situación. A mí nunca me ha gustado hacer las cosas a huevo o al gusto de otros. Así que en la próxima curva me saldré. Pero no crean que me meteré posteriormente como el tramposo de Madrazo.…
LA PULGA
































Una noche ardorosa, después de haber cenado alguna cosa, la joven Isabela, en su lecho acostada, del todo despojada, trataba de entregarse al dulce sueño; mas una infame pulga la desvela picando con empeño ya el reducido pie, ya la rodilla, ya la rolliza y blanca pantorrilla.

La joven, impaciente, echa inmediatamente su linda mano a donde piensa hallarla, y algo bueno daría por pillarla: pero el bicho maldito, si dársele un pito  cuanto más le persigue más salta, y brinca, y sigue con su empeño; hasta que Isabelilla, incomodada, con la sangre encendida, no pudiendo sufrir más la cuitada, salta fuera del lecho enfurecida, coge la luz, se pone patiabierta y en medio de las piernas la coloca; pero se vuelve loca y con la infame pulga nunca acierta.


La ve muy veces, y otras tantas huye, sobre ella pone el dedo, y se escabulle; que de aquí para all
Carne de primera, avión carro.

























Me dijo Valdemar que de nada me han servido tantos años en la vida sí no sé ni como comprar carne de primera.
No creo que sea una ciencia comprar carne.
Ahí en ese punto estás equivocado. Comprar carne  no es cualquier cosa.
¿Pero que puedes comprar con quinientos pesos considerando que el precio por kilogramo es de más de cien?. Ni modo que le digas al carnicero que quieres aguayón por esa suma.
Fue entonces que Valdemar me dijo: Dáme  el dinero.
Obedecí, saqué los quinientos pesos de mi bolsillo y se los entregué.
Nos  encaminamos al  mercado del abasto.
Entramos..
 A veces no soporto los mercados.
 Y los señores que venden a todas les dicen gueritas.
¿ Pués qué no ven?
Llegamos con el carnicero.
¿Nos pregunta a ambos que vámos a llevar?
Ni modo qué verduras..
Le dice Valdemar. Dáme dos kilos con tres cuartos de aguayón.
 El carnicero se agacha para ver dentro del refrigerador. Saca un enorme pedazo de carne. Luego lo pone en un tronco en donde hacen los cortes.
Valde…
Objetos anaranjados, visita a la casa de Lizbeth en el centro de México.

























En la banca de un parque citamos a  la viuda de Cantinflas. Se le citó a la señora para hacerle saber que basados en la historia de este cómico un creativo diseño varios objetos que servirán para comercializarlo en masa. Considerándo que debe de haber una publicidad de por medio agresiva ya que miles de mexicanos actuales no saben ni quién carajos fue este señor..
La viuda llegó hasta el lugar. Mi socio la saludó de mano igual que yo. Después se les comento sobre los objetos. Uno de ellos era una bolsa bien diseñada, bastante llamativa y sobre todo elegante. La mujer la miro con agrado, parece que le gustó mucho. Después unas agendas del mismo color, así como una pequeña maleta que aceptó gustosa. Nos dijo que por su parte ella no tiene ningún inconveniente y que sí decidimos vender masivamente estos objetos seguramente tendremos éxito.
Una vez que terminamos la situación le dije a mi socio que me tenía que retirar.…
Boleto , árabe,mujer bailándo en el aire.






















Ante noche me soñé que recargado en la pared de un centro comercial veía a un grupo de gentes haciendo fila para  comprar su entrada para el cine.
Yo no tenía intenciones de ver la película. Y no me gusta hacerlo porque siempre de los siempre  siempres me toca alguien que me comenta la película al oído. Eso me enoja y no disfruto na - da.
El caso es que en esas andaba cuando una mujer de abrigo y bien peinada se acercó a un joven y le dijo como quién quita la cosa que sí le compraba un boleto para entrar. El joven la miró y sin más ni más le dijo: Absolutamente no. Sí quieres entrar al cine pués fórmate en la fila.
 No le hubiera dicho esto. La mujer estalló en cólera que es lo mismo que la ira y le grito ante la presencia de muchos : ¡ Eres un  pendejo ¡. Acto seguido se retiró…
Salgo de esa plaza  doy  diez pasos. Eso lo sé porque los voy contándo . Me siento en una escalinata. Se me antoja un helado.

Como no tengo para el helado , decido que me c…
CON NADA
Canción.
Por Alfredo Arrieta





















Para qué sirve el dinero sí la suerte me acompaña, Sí camino por la vida Con todo y sin nada.
Tomaré un sorbo de leche para sentirme tomado, Después me voy a Campeche Porque así está destinado.
A buscar pájaros verdes O el amor afortunado, La sombra de una palmera O algún canto  raro.

Muchacha de trenzas negras, De espada desenvainada No te pases de arguendera Y dáme un  chisguete de agua.
Para qué sirve la mosca Sí no puedes comprar nada, ni el murmullo de la noche Ni el calor del alba.
De qué sirve la sonrisa, De qué sirve la mirada, El sueño de aquél chiquillo Sí su madre lo apapacha.
Para qué quieres vestido, Sí desnuda me acalambras, Me echo  mi trago de vino Y a darle vuelo a la hilacha.
Me siento un poco afliguido, No tengo una charamusca Que es mi dulce preferido Pués comérlo es cosa chusca.
Sí prefieres mi franqueza, Te regalo mi guitarra, Y sí quieres mis palabras Tendrás que atrapárlas.
Muchacha de trenzas blondas, De trenzas blondas y blandas, No te pases de arguendera Y d…
Propiedad enorme  ´


















Pues resulta que en este sueño soy el propietario de una enorme extensión de tierra asi como de una casa principal y otras aledañas.
No sé qué méritos tuve pero el caso es que tengo los papeles que me acreditan. Y eso porque aquí dice que un abuelo que por cierto no es mi abuelo me dejó  en vida y para mi disfrute sus pertenencias en la tierra.
Pues como les digo estoy observando al horizonte, veo caballos que pastan, vacas, muchas gallinas, y personas que están trabajándo en  estas grandes extensiones.
Me dicen que me están esperando en una de las oficinas un señor.
Les digo que iré después de que me termine mi cigarro.
Estoy considerando que voy a retomar de nuevo el vicio de fumar.
 ¿Es un placer fumar dicen no?. Si me voy  a morir que  sea de placer..
Termino mi cigarro. Le doy una última chupada, después como un marrano sin cura arrojo la colilla al cielo. Antes de acudir me acabo de acordar que en Durango a las colillas de cigarros les dicen las nalgas. Cuentan que u…