DEDO CORTADO, HOMICIDIO DE MARISELA.




DEDO CORTADO, HOMICIDIO DE MARISELA.






Un hombre representa el grado más alto del Ku klux klan. Lleva su cucurucho azul e incita a los participes ellos de blanco a aniquilar a los negros. Momentos atrás bajo una lluvia eterna , pende colgado un muchacho de raza negra . Su cuerpo se balancea suave, ligero, sin vida y sujetado por la cabeza.


El hombre de azul es aprehendido y es llevado a la justicia legal, la que se esconde y no muestra quien es el verdadero jefe. Lo meten a un cuarto con luz tenue. Le indican que se siente. Se abre una puerta y penetra un mafioso que controla Atlantic City. Toma asiento enfrente del Ku klux y le dice que hace años su padre era esclavo . Y que un amo le solicitó que le elaborara unos muebles, grandes armarios para colocar su libros sobre la justicia , la libertad y el amor al prójimo . Así que acudió y laboró , inclusive hasta ángeles en los costados le hizo . Los detalló hasta dejarlos hermosos. Cuando terminó el trabajo me llevó para que contemplara su trabajo . Quedé maravillado por esa obra , su obra.


Llamó al amo y le dijo que acudiera para dar su visto bueno. Llegó un hombre con botas y rubios bigotes. Se detuvo y aprobó el trabajo del negro. Solicitó a un capataz que lo sacara. Posteriormente lo colgaron sin piedad humana.


El señor Ku klux altivo le dice que él no tiene que ver. El mafioso de Atlantic , le muestra envueltas en piel gastada las herramientas con las que su papá creo la belleza de ebanistería. Ahora, le dijo estas mismas herramientas las usaré para reivindicar a mi padre, su trabajo y su paso de sufrimiento por el mundo. Acto seguido tomó unas alicatas , de las que sacan clavos y procedió a arrancarle el dedo anular al Ku klux con todo y anillo de oro.


Después me enteró de que en mayo en la jurisdicción de Juárez un hombre es acusado por el homicidio de una mujer jovencita que se llamaba Rubí . En una sala de justicia copiada de los gringos una juez dicta sentencia y según su juicio , el hombre es inocente . No era para tanto matar a una mujer . Y menos en Chihuahua. La madre de esta joven asesinada llamada Marisela Escobedo entra en una crisis nerviosa por el cinismo de la justicia al declarar inocente a un matón .







Esos sucedió en mayo. Hoy en plena temporada navideña es decir ayer. La misma Marisela caminaba por una calle en Ciudad Juárez y justamente en los patios del gobierno local se le acercó dicen que el mismo que mató a la hija y le metió un balazo en la cabeza . Luego un automóvil pintado de blanco, se acerca, el sicario sube y se escapa llevando en su alma lo más oscuro de la maldad.

Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
17 de diciembre de 2010.
Nec spe, nec metu
Estados Unidos Mexicanos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BRUJA - Letra

JUAN FARFAN