lunes, 25 de mayo de 2015

Bosque negro

Bosque negro

























Me encuentro en este bosque. No se puede ver nada. Que oscuridad¡

No hay luna siquiera.

No quiero ni moverme. Corro el riesgo que me pegue en la cabeza con un árbol.

Lo único que alcanzo a ver es la punta roja de mi cigarro delicado.

Pienso que solo basta un cigarro encendido para provocar un gran incendio.

De pronto escucho una voz de mujer. Afino el oído la mujer canta con voz suave, envolvente, estereofónica:

“No seas tan malo conmigo amor, no seas así ven y cumpliré tus deseos, sólo ven amor mío y penetrame”…

Busco saber de donde sale esa voz y camino despacio. Extiendo los brazos y voy en sigilo.

En un claro veo a una mujer recargada en un árbol.

La mujer al descubrirme detiene el canto y solo mueve los labios para decir: Penetrame,penetrame.

En estos casos debo decirles que yo soy un tipo muy obediente y pués ni modo.

Voy con la mujer, la tomo de la mano, la recuesto sobre las ramas y las hojarascas.

Cumplo sus deseos y los míos también.


Original de Alfredo Arrieta
Nec spe, nec metu
25 de Mayo de 2015.
Para elpueblodetierra.
Estados Unidos Mexicanos.