miércoles, 9 de julio de 2014

Cantantes, actores, bailarines.

Cantantes, actores, bailarines.




























En esta noche del sueño me encuentro en una función que tiene música, bailes y algo de actuación.

Hay un escenario de dimensiones cortas, más o menos arreglado. Un grupo de cantantes vestidos teatralmente se disponen a cantar a capella. También tenemos a un grupo de personas que tienen en sus manos instrumentos de otros tiempos. Y ya puesto a describir un grupo reducido de personas que bailan. Ellos se entremezclan y cantan y bailan y actúan. Debo de ser honesto. Esa canción no la conocía. Es la primera vez que la escucho.

Hay también un patio de butacas pero colocados del lado izquierdo. A mí no me tocó lugar así que todo lo observo de pie.
Uno de los cantantes se adelanta a la formación y comienza a hacerle al respetable una serie de movimientos poco decentes. No sé sí esa es su aportación o es parte del libreto. Quién sabe. Y ni modo que suba a preguntarle.

Entra una mujer pasada de carnes. Ella también va vestida como sí formara parte del grupo. Pero no es así. La mujer va a ver la función. Algo que me sorprende de esta mujer es que en lugar de brasiere lleva metidos en los pechos unos embudos de madera ni que fuera sueca.

El hombre que hace movimientos obscenos sigue cantándo pero no deja de mirarla. Luego le dice entre gorjeo y gorjeo que tiene unos pechos divinos. La mujer no se avergüenza ni se inmuta es más le dice en su cara que esos pecho sólo yo los he probado. Situación que sí resulta cierta sí esta mujer resulta que es una que conocí en Culiacán. Y parece que sí es. Aunque ha cambiado físicamente parece ser que sí es ella porque me mira con mucha seguridad y la verdad de las cosas es que a mí se me podrá olvidar una cara , pero unos pechos nunca.
El público al darse cuenta de que me están involucrando comienza a aplaudir. Yo me pongo colorado. Nunca me ha gustado que anden ventilando mi vida sexual qué chingados les importa.
Así que me voy con mucha pena… No sé pá que vine.

¿ Pero el sueño es el sueño y como lo puedo impedir?


Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra
Nec spe, nec metu
7 de julio de 2014.
Estados Unidos mexicanos.