miércoles, 28 de enero de 2015

Vaqueros, meando.

Vaqueros, meando.































Voy directo a un paraje.

Son las cuatro de la tarde. Me detengo para buscar la sombra de un árbol. Este es el elegido.

Me siento a vil suelo y espero. La espera será larga.

Decido acostarme por completo, me cubro la cara con mi sombrero y me quedó dormido….

Escucho que alguien está cerca.

Me quito el sombrero. De espaldas veo a un señor. Este viste de traje azul pálido. Aprieta las cinchas a un caballo. Al ver que desperté el hombre deja de hacer lo que hace, se acerca, se quita además un guante y me saluda.

Le pregunto sí es él el Llanero Solitario?

Si me responde. Debemos de esperar a que vengan los otros dos.

Le digo que sí, no sentamos en unas piedras. El hombre saca de una bolsa quince balas de plata, las arroja al suelo sobre un círculo. Toma una bala y me dice; es un presagio, toma las catorce restantes.
Tomo las balas, las arrojo al suelo, y le pregunto?

Que debo decir? .

Que es un presagio.

Así seguimos hasta que se nos acaban las balas.

Le digo que por allá se ven las figuras de dos jinetes. Si deben de ser Toro y Jhon Wayne.

Se acercan los caballos….

No se bajan y nos dicen que debemos irnos.

Es entonces que le digo al Solitario que yo no tengo caballo.

No te debes preocupar monta en ancas.

Nos vamos. El caballo de llanero no es blanco…


Entra rápidamente mi hermano al baño. Me dice que se está meándo. Lleva ya varias horas que no lo hace. Espérame a que yo termine. No me hace caso y comienza a arrojar su chorro junto al mío, los chorros se cruzan y entrecruzan. Me dice mi hermano que se salió del concierto de rock porque ya no aguantaba las ganas. También me dice que pescó una infección cuata en el pito.Creo que es una purgación¡

Pués con quién te andas metiendo?

Con una piruja que parecía decente¡

Así son todas parecen decentes y luego te llevas cada sorpresa¡

Termina, se lava las manos, me dice: Nunca salgas con guilas luego supuras..



Original de Alfredo Arrieta.
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu .
28 de enero de 2015.
Estados Unidos Mexicanos.