lunes, 12 de enero de 2015

El periódico del desengaño me dijeron.

El periódico del desengaño me dijeron.
































Ande Alfredo venga¡

Así me dijo el hombre alemán de pecas en la cara y los brazos.

Dígame usted señor Helmut?

Le traigo un regalo¡

A mí?

Sí.

En realidad me lo dieron para que se lo entregara a usted.

Que es?

No coma ansias..

El alemán abre su portafolio, lo coloca sobre la mesa, saca un pedazo de periódico, lo extiende, hurga de nuevo, saca una lupa, acerca su rostro, el alemán es miope.

Aquí está¡

Me señala¡

Siéntese usted no le vaya a dar un colapso¡

Jalo una silla para afuera. Me siento, me acerco al diario y comienzo a leer:


En un costado aparece primero la fotografía de la guera, a ella la conozco muy bien pero no se lo digo al alemán.

Leo:

Se están llevando a cabo una serie de conciertos al aire libre por todo el país. El grupo inglés de rockeros llamados los estrafalarios actuaran en diferentes plazas culminando con una presentación espectacular que será histórica.

Hum siempre dicen eso.

La fotografía se torna en video:

La guera está sentada sobre un césped bien cuidado. Ella va de blusa de manga corta con figuras de peces, falda de mezclilla tipo minifalda y sandalias blancas con hebillas grandes y doradas.

Un hombre de overol se acerca a ella con una manguera. De la manguera sale un agua perfumada con espuma. La guera queda empapada, pasa sus manos por el pelo y mira hacia arriba.

Después se levanta. Todos la miran.. Yo también. Pero no le digo nada al alemán.

Decido seguirla. Otro hombre me para y me dice así sin conocerme. Ella y las otras dos andan con los greñudos del rock and roll.

Ah si?

Si llegaron con ellos…

Atravieso el área de pasto y veo un camión casa o casa camión. Me acerco y discreto miro por una de las dos puertas que tiene.

En el interior hay cuatro hombres desaliñados, con barba y parece que nunca se han bañado.

La guera está sentada con otras dos mujeres que según pienso son sus amigas. Todos rién, toman cerveza y hablan en inglés.

La guera le da un trago a su Tecate y me descubre.

No quiero ni debo esperarme y me voy de prisa.

Ella se levanta, los ingleses miran azorados como diciendo y esta a donde va?

Ya casi en la salida del enorme terreno me alcanza.

Miro a la derecha y luego a la izquierda. Parece que aquí es Tepepan cerca de Xochimilco.

Me dice que está sorprendida ¡ Que no esperaba verme aquí¡

Y como piensas tú que no te iba a ver sí te bañaste ante la vista der todo?

Es solo parte del espectáculo Alfredo . No te enojes.

La verdad que sí estoy enojado contigo. Te me has escondido siempre, no sé dónde buscarte y te encuentro en donde menos lo pienso; en un sueño.

La guera pone una cara de que no sabe que hacer ni qué más decirme.

Está bien, vámonos. Me toma del brazo y caminamos hacia abajo. Yo ya no digo nada más…




Original de Alfredo Arrieta
Para el pueblodetierra.
Nec spe, nec metu
12 de enero de 2015.
Estados Unidos Mexicanos.