Ir al contenido principal

Bicicletas, ex rey, viaje por la Pensil, iglesias haciendas, señor de café que se le transforman las manos en bronce, perdí mi mochila con objetos de valor…

Bicicletas, ex rey, viaje por la Pensil, iglesias haciendas, señor de café que se le transforman las manos en bronce, perdí mi mochila con objetos de valor…









































En este sueño ando en bicicleta. Voy acompañado de otra persona a la cual no le puedo ver la cara.

Andamos por esa calle que dá justamente detrás del Colegio militar por Popotla. Es una calle que acondicionaron con flores . Ese toque le quita lo espantoso de la vía por la que pasaba el tren a Cuernavaca.

Al dar la vuelta nos atrapa la señal del semáforo en rojo. Me detengo detrás de un transporte escolar. Pasan dos minutos, el semáforo se enciende en verde y seguimos.

Al cruzar veo que algunas personas no alcanzan a pasar y disminuyo la velocidad. Un hombre le pregunta algo a una señora de pelo cano. Le veo. Me acerco a mi acompañante de la otra bicicleta y le digo que sí ya vió al señor de chaqueta café?.

No que tiene?

Es el ex rey de España?

El cabrón que le gusta matar elefantes?

Sí el mismo.

Atropéllalo¡

Yo no lo hago pero mi acompañante sí. Se acerca a toda velocidad para embestirlo pero el ex rey a pesar de su senectud logra esquivarlo. Le grita furioso : Usa las manos imbécil¡

Nos vamos…


Tomo un microbús. Este tipo de vehículo es de los más incómodo. Pero es lo único que hay.

Quedo en la parte trasera. A dos o tres filas de mí viaja la fría.

Ella va hablando en italiano. Como jode con su entusiasmo por aprender a hablar el idioma de Adriano Celentano.

Un joven de no menos de 17 años está sentado de los más ancho, me rozan sus piernas. Estoy a punto de decirle que se haga para allá.

El microbús se detiene. Bajan las personas. Yo también lo hago para relajar las piernas.

Alguien dejó olvidado en el asiento una serie de luces. Las tomo y las enrollo para que no se enreden.

El joven que me molestaba se levanta y se sienta a un lado de la fría. Ella sigue hablando. Una mujer se sorprende que alguien hable italiano.

El microbús se va. Intento subir pero el conductor me dice que espere otro.
Pero yo era pasajero?

Eras pasajero.

Le digo a la fría que se baje en el museo Soumaya qué allá nos vemos en un rato. La fría me dice que sí con la cabeza.

Un niño llora. Le pregunto cual es el motivo de su llanto?

No me lo puede decir, está ahogado.

Le pregunto:

No te trajeron nada losReyes Magos?

No y sigue llorando.

Como algo tan simple como un juguete se le es negado a este niño.

El microbús se aleja. En lo que me subo al siguiente miro el lugar.

Son tres iglesias y dos haciendas. Todas están juntas. Miro las rejas, los jardines. Tienen fuentes, caballos, y cada una dispone de su magnífica arboleda.

Debo de regresar. Tomaré cientos de fotografías.

Por una de las subidas empedradas veo a un señor de pelo cano, vestido como de charro antiguo. Me acerco a la reja y le grito: Señor señor¡

El hombre voltea.

Usted me puede decir como me regreso al rato a este lugar?

El hombre me mira extrañado pero con prisa.

Sí es decir que tengo que ir al museo por la fría y después regresar aquí. No sé como regresar?

El hombre se acerca pero no me dice nada. Me muestra sus manos, las manos se van convirtiendo en manos de bronce. Se aleja de la reja y se va.

Yo quedo a la espera. Pero el señor no regresa.

En el aire flota una máscara enorme.

Por una puerta lateral sale otro hombre.

Le pregunto por el señor canoso vestido de charro.

Un señor canoso vestido se charro?

Ese hombre era el dueño de todo esto ya se murió¡

No chingue ya se murió?

Sí hace como quince años.

Lo acabo de ver¡

Quién sabe¡ es posible¡

No me espante¡

Hablé con él¡

No creo. El no tenía ni lengua ni manos…

Intento salir. Ya me entro un susto o dos sustos.

Noto que ya no traigo mi mochila negra.

Ay ay ay ay comienzo a gritar¡ Ay ay, ay..

Ya perdí mi mochila¡

Mi cámara, los lentes, los objetos que uso¡

El miedo es más grande.

Ay ay ay ay y más ay¡…..



Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu
9 de enero de 2015.
Estados Unidos Mexicanos.


Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BRUJA - Letra

La Bruja
Música popular de Veracruz.
MEXICO.


Ay! que bonito es volar a las dos de la mañana
a las dos de la mañana ¡ay! que bonito es volar, ¡ay mamá!
volar y dejarse caer en los brazos de una dama,
ay que bonito es volar a las dos de la mañana ¡ay mamá!

Me agarra la bruja y me lleva a su casa
me vuelve maceta y me da calabaza,
me agarra la bruja y me lleva al cerrito
me sienta en sus piernas y me da de besitos,
ay digame digame y dígame usted
cuantas criaturitas se ha chupado usted,
ninguna, ninguna, ninguna lo se
yo ando en pretensiones de chuparme a usted.

A la bruja me encontre en el aire iba volando
en el aire iba volando a la bruja me encontré ¡ay mamá!
y entonces le pregunte que a quien andaba buscando
me dijo quien es usted soy cantador de huapango ¡ay mamá!
escondete Tiepa escondete Juana
que allí anda la bruja debajo en la cama
escondete Tiepa escondete Jová
que allí anda la bruja volando en su escoba

Me agarra la bruja y me lleva a su casa
me vuelve maceta y me da calabaza,
me agar…