martes, 27 de enero de 2015

Mujer que pide, comida arroz pescado, 10 minutos de golpes, caminar sin zapatos, árboles talados.

Mujer que pide, comida arroz pescado, 10 minutos de golpes, caminar sin zapatos, árboles talados.
































Esta mujer se acerca a mí. Me pide dinero. No tengo es mi respuesta.

Ella insiste y me jala del suéter. Sí sí usted sí tiene ¡

Y como sabe usted que yo tengo?

Porque todos los güeros siempre tienen.

Ya la torcí.

Sobre esta mesa hay guisados diferentes.

Me acerco con un plato. Me sirvo arroz y pescado.

Como y pienso en la mujer que me pidió dinero.

Porque piensan que yo tengo?

Me siguen los indigentes, las mujeres afligidas.

Ni que fuera Dios…

Yo no les puedo resolver la vida..

Que le hagan como quieran..

En esta silla tengo sentado a un wey.

Orale guey ¡

Levánta la cabeza¡

Le grito.

El sujeto se coloca las manos en la tatema como para protegerse.

Yo le meto de cachetadas.

Luego le doy con el puño cerrado.

Le pego en los costados. El hombre se retuerce del dolor que le causo.

Agobiado me pregunta que porqué le pego?

Porqué te pego cabrón¡

Porqué te pego?

Te pego porque me dá gusto y me causa placer¡ Por eso te pego.

Así sigo duro, duro durante diez minutos. Luego me tomo un descanso, regreso y continúo..


Ahora estoy en un parque.

Varias personas me instan a que camine rápido les digo que no puedo. No traigo zapatos¡

Y porqué no te los pusiste?

Porque estaba dormido. Para dormir me tengo que quitar los zapatos.

Las piedritas me pican. Una ardilla se detiene. Mira nerviosa para todos lados y se va..


Camino detrás de esta calle. Es la calle siempre sucia de un barrio abandonado.

Miro una barda. De un salto me trepo. Ahora veo todo más claro.

En ese patio hay veinte árboles talados.

Les metieron sierra.

Debo de buscar un policía y decirla la situación.

Pero?

A un policía le importa en verdad que alguien tale un árbol?

Hum..

Allá viene uno¡

Oiga oiga policía.

No me deja decirle y me aduce:

sí ya sé ¡ Como diciendo no estés jodiendo¡

Se mete al patio. Luego a un cuarto.

Saca a varios sujetos esposados.

Uno tiene los ojos bizcos.

Le grito: Oye tú¡ sí tú¡

Porqué talaste los árboles ?

Me dice entre dientes; para pasar el rato…


Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu
27 de enero de 2015.
Estados Unidos Mexicanos.