sábado, 20 de junio de 2015

Tapete largo, cajero, calles con lluvia y recién pavimentadas, de nuevo lluvia, edificio incendiándose, bañando una puerca negra ,enorme gato, malvivientes, cagadas en la escalera.

Tapete largo, cajero, calles con lluvia y recién pavimentadas, de nuevo lluvia, edificio incendiándose, bañando una puerca negra ,enorme gato, malvivientes, cagadas en la escalera.































En la entrada de esta negociación hay un tapete largo, como de seis metros que dice BANCOMER.

Tomo el tapete con la mano derecha e intento salir. Afuera llueve.

Al lado derecho hay un cajero. Veo que salen personas y cada una me dice: Tengo dinero¡ Tengo dinero¡

Salgo…

Un señor se acerca a mí y me dice que porqué no me pongo el tapete en la cabeza para que no me moje?

Me pongo el tapete y sigo mi camino.

El tapete se arrastra…


Ahora estoy en la parte del Centro Histórico, sí la que está más dejada de la mano de Dios.

Intento abordar un taxi pero no pasa ninguno.

Hay dos calles pegadas, las dos hace una especie de líneas horizontales.

Abajo hay una iglesia. Tiene dos estatuas griegas. Son dos mujeres o diosas que comen uvas. Son estatuas blancas.

En el pórtico hay un grupo de malvivientes.

Guardo mi teléfono.

Decido por la calle de la derecha.

Los malvivientes se levantan y camina con la intención de llegar a mí.

Estos hijos de puta nomás ven a un güero y piensan que uno debe de dar lana.

Uno de chamarra azul y negra de mugre intenta hacerme la platica. No lo logra porque yo camino.

Pretender robarme. Le doy un manotazo y le digo que deje de molestarme¡

El tipo me dice que él irá conmigo a donde yo quiera que vaya.

No creo que lo permita.

A la salida de esta calle hay personas que venden cosas. Estos de por acá venden hierbas.

Todos están en el suelo.

Estos sí que son extraños:

Dos hombres desnudos.

Son barbones. Los dos están en posición supina. Uno encima del otro. El que está arriba besa en la boca al que está recostado en el suelo.

Luego el que está arriba le mete solo la punta de la verga al otro. Solo la punta. Y luego rezan una oración hindú. Bien raros estos.

Además los dos traen esos chonguitos de joto..

Ahora ando en esta calle. Hay una multitud. Nadie se ha percatado pero hay un incendio. Ese edificio está en llamas.

Un bombero sube por una escalera. El fuego arrasa con todo.

De pronto en la azotea se levanta un gato enorme. Este gato debe de pesar como tres mil quinientos kilos. Tiene unos ojos grandes, muy grandes, el fuego lo cubre pero parece que no le hace nada.

Entro a un mercado donde venden comida. Es un mercado que apesta.

Un hombre baña a una puerca negra. La puerca tiene doce chiches.

La puerca está colocada con los brazos en una silla. No entiendo porque la puerca no chilla. Todos los puercos hacen un escándalo de todo.

Debe de pintar este techo. Dicen que nunca debes de permitir que donde habites esté maltratado. Te hará daño. Con pintura negra y azul celeste pinto el techo… Todo el techo..

Por último bajo una escalera.

Para mi mal me encuentro con otros malvivientes.

Ellos están dormidos. Pinche vida la de estas personas. Mejor sería que estuvieran muertos. Así nadie les vería.

En la escaleras , en cada escalón hay una cagada humana. Estos son tan puercos que ni siquiera buscan un rincón para cagar?

No se zurran en donde sea¡

Alguien les echó a las cagadas cal...



Original de Alfredo Arrieta
Nec spe, nec metu
20 de Junio de 2015.
Para el pueblodetierra.
Estados Unidos Mexicanos.