martes, 23 de junio de 2015

Anciano ladrón, cobijas empapadas, medicina para gatos.

Anciano ladrón, cobijas empapadas, medicina para gatos.




























Este camión va tan apretado que ya no cabe nadie más.

El chafirete les dice a todos que pasen para atrás. Pero no cabe nadie.

Una mujer mira a un anciano y le pregunta casi cara cara que sí ya había comido?

El anciano le responde que no ha probado bocado desde hace tres días.

No se preocupe usted. La mujer saca de su bolso del mandado unas frutas y se las entrega.

El hombre las recibe y se las guarda. La mujer intenta pasar a la parte trasera del autobús.

Yo voy detrás de todos estos.

En un momento determinado el anciano mete la mano en el suéter holgado de la misma mujer que le regaló las frutas. Le saca una botella de youguth y su monedero.

Se sientan cada quién en diferentes lugares.

Una tercera mujer se acerca al anciano y le dice que ya se van a bajar.

Esto lo impediré:

al hacer su intento, detengo al señor y le quitó el monedero y la botella de yougurth.

Después le digo a la señora. Esta se rié nerviosa.

Sí señora¡

Este ladrón a pesar de que usted le regaló frutas decidió que también le robaría.

Por Dios no puede ser me dice¡

Sí pudo ser.

El anciano se baja y me lanza amenazas con su mano..

El camión se aleja..

Este es el baño de la casa de mi abuela.

Entro corriendo, vengo de la calle y ya no me aguanto las ganas de mear.

En el suelo hay tres cobijas.Las cobijas están empapadas.

Y ora que paso aquí?

De entre las cobijas veo que algo se mueve. Yo estoy de pie lanzando el chorro.

De las cobijas salen cinco gatos.

Entra el Tony. Tony tiene aquí como unos quince años. Ya no me acuerdo de cuantos se murió?

Le digo que para que tiene las cobijas mojadas y estos gatos?

Las cobijas las voy a lavar. Me dice esto mientras les arroja detergente.

Así nunca vas a terminar. Las cobijas con agua pesan mucho . No las vas a poder ni mover. Mejor dile a la abuela que te preste su lavadora..La lavadora tiene rodillos.

Los gatos están todos tuzados. Corren y juguetean. No les importa pasar por las cobijas mojadas.

Estoy en un departamento. Una mujer llamada Blanca le pregunta a otra que sí ya compró los medicamentos para curar a los gatos?

Ella le responde que sí y le señala con los ojos una bolsa de papel.

La otra saca una barra de mantequilla.varias cajas con pomadas y algunos frascos con líquido.

Huy no¡

Es lo mismo que yo compré¡

Esto no te va a servir¡

Es lo que me dijo la veterinaria que consiguiera.

Estos lo único que quieres es sacarte tu dinero.

Los gatos no se van a curar con mantequilla..


Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu
23 de Junio de 2015.
Estados Unidos Mexicanos.