jueves, 16 de octubre de 2014

Bellas Artes sin techo, la paloma, visas y pasaportes.

Bellas Artes sin techo, la paloma, visas y pasaportes.

































Don Boari, Don Boari, despierte usted ¡.

Que sucede Alfredo porque me despierta a estas horas?

Lo que sucedes Don Boari es que me vinieron a avisar que El Palacio amaneció sin techo ¡

Como que amaneció sin techo?

Sí Don Boari ya no tiene techo.

Se inclino un poco, buscó sus chanclas y se dirigió a la cocina.

Siempre me viene usted con una nueva Alfredo.

No es cosas mía Don Boari. Vinieron a tocar hace como una media hora y me entregaron esta tarjeta a a su nombre que se la entregara de inmediato.

Y fue así?

Sí por eso lo desperté.

El hombre deposita agua de una tetera y de una estufa de dos quemadores a petróleo abre el fuego.

Gusta usted un thé?

No Don Boari. Lo que quiero es que me diga que vamos a hacer?

Estoy pensando. Déme tiempo a que me quite las chinguiñas.

Don Boari se llevo la mano a los ojos y las fue quitándo.

En el cajón del escritorio del lado derecho están los planos. Tómelos y vaya a arreglar la situación.

Si Don Boari.

Me tomé a sorbos el thé. Y salí por las calles de Sullivan.

Caminé abreviando el trayecto, dí atajos y al rato estaba caminando por la Avenida Juárez. Solo una idea traía en la cabeza: Ver El Palacio De Bellas Artes sin techo.
Como fue que se lor robaron? Y Para qué?.

Ahí estaba. Parecía que alguien lo hubiera arrancado limpiamente. Caminé hasta la entrada principal por suerte no estaban las dos mujeres que te interrogan en la escalera, si ese par de viejas modernas.

Además llevo yo el salvo conducto de Don Boari.

Un grupo de personas, técnicos y manuales estaba asombrado por lo que había pasado. Al verme se acercaron para preguntarme sí ya le había informado al Señor Adamo.

Sí él ya lo sabe. Me dio instrucciones para arreglar el desperfecto.

Y que debemos de hacer me preguntaron?

Lo primero que debemos de hacer es afianzar los muros laterales, porque de no hacerlo el Teatro se abrirá y caerá desparramado hacia los lados como sí fuera una caja de zapatos.

Todos nos pusimos manos a la obra. Les dije a unos cinco o seis que quitaran las cortinas rojas y que tuvieran mucho cuidado con dañar los asientos de piel de camello. Si nos llega a suceder no nos las acabamos con Don Boari.

Colocaron las cortinas dobladas con suavidad y fueron depositando en partes el telón de los volcanes.

Después de una jornada larga, los hombres y mujeres me dijeron que ya habían terminado. Le pregunté a un francés que sí ya había pedido a Paris las cotizaciones para el nuevo techo?.

Sí Señor Alfredo , ya lo hicimos. Creo en que en unos dos o tres meses lo tendremos funcionando.

Usted quién piensa que fue quién se robó el techo señor francés?.

No tengo ni la más mínima idea de quién haya sido. Esto es peor que un pecado mortal.

Si mucho peor..

Estoy en un teatro de menores dimensiones. En el escenario me encuentro a una mujer vestida de rojo. Es una mujer pelirroja muy sensual. Ella tiene el tipo de Nana Mouskouri la cantante griega cuando tenía 24 años.

Ella me mira y canta la Paloma de Iradier.Me mira de tal forma que siento que los calzones se me hacen de yo yo.

Yo que no quiero quedarme atrás también canto que sí a su ventana llega una paloma que la trate con cariño que soy su persona. La pelirroja capta la onda y continúa cantando a dúo conmigo. No sabía que tú cantaras güero?.

Sí ya tengo tiempo que lo hago.

Hablas italiano?

No.

Porque esta canción también la canto en italiano.

Debe se escucharse bien.

Sí muy bien.

Unos rusos sentados en el patio de butacas nos miran enbelesados. Bueno más a la pelirroja. A mí nomás porque canto, a ella ya saben porque.

Los rusos nos dicen que sí no tenemos problemas porque ellos canten al alimón la misma canción pero en ruso.

Sí ustedes quieren.

Y lo hacen. Los rusos comienzan a cantar. Lo hacen bastante bien. Al final todos nos aplaudimos.

La pelirroja se despide de nosotros y me pregunta que sí ya arreglamos el techo.

Ya mero, solamente nos falta que nos los traiga el barco.

Y será igual?

Sí exactamente igual.

Pasa rápidamente Blanca Hernández. Lleva una maleta con ruedas. Se acerca y me dice que le diga al señor Boari que tenga lista su visa y su pasaporte porque mañana se irán a Ferrara Italia.


Sí Doña Blanca yo le lo hago saber.

Sale Don Adamo del cuarto donde duerme mi abuela.

Don Adamo dice la señora Blanca que tenga lista su visa y su pasaporte porque saldrán de viaje en breve. Ya los tiene listos?

Sí la visa la saqué en línea.

Y el pasaporte?

Ese no. Ese lo tuve que tramitar en Relaciones Exteriores….


Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu
16 de Octubre
De 2014.