lunes, 13 de octubre de 2014

Banca en los aires, niñas que dicen Pachuca,un sr muestra un pizarrón electrónico, actriz de buen cuerpo platica en TV,programa de Tv sobre un documental.

Banca en los aires, niñas que dicen Pachuca,un sr muestra un pizarrón electrónico, actriz de buen cuerpo platica en TV,programa de Tv sobre un documental.





























Me encuentro volando en una banca. Es una banca doble. A un lado va la fría. Estamos como a cuarenta metros del suelo. Le digo a la fría que debemos de ir por la calle de San Luis Potosí. Para después atravesar Cuauthémoc para llegar a la colonia de los Doctores. La fría me insiste que en esa colonia hay todo tipo de malandrines.Sí fría ya lo sé. Cruzamos la avenida. Le digo de nuevo a la gélida que me molesta ir esquivando cables. Yo no sé como no han hecho las instalaciones subterráneas. Esto de tanto cablerío le dá un mal aspecto a la ciudad. Bueno pero eso no lo podemos evitar. La ciudad está convertida en una mierda colosal. Dicho esto paso rozándo un cable negro.

Abajo y ya en el territorio de los Doctores podemos ver como un grupo de vagos sin oficio ni beneficio juegan al fut bol.. No te preocupes Alfredo estos no nos pueden hacer nada desde estas alturas.

Más tarde veo un programa de televisión. En este salen dos mujeres que llevan pelucas. Una de estas se me hace conocida. También salen dos niñas rubias que se limitan a decirle a las cámaras cada vez que las enfoca Pachuca. Se nota que han sido entrenadas para decir nada más esta palabra. Esto nos dice que nada es natural. Todo está dicho. Deben de escribir un guión y sobre de él se van.
Cuando termina el programa la mujer se quita la peluca. Dice que ya no la soportaba y la arroja enojada.

Ahora estoy en un salón en la ciudad de Guanajuato. Un señor nos muestra en un pizarrón electrónico como tres muchachos han podido trascender musicalmente. Ellos salieron de un barrio de aquí. Toma un teléfono y habla con uno de ellos: Del otro lado de la línea un joven habla como sinaloense. Dice que está muy agradecido con todos por el apoyo recibido, con sus admiradores de México y de Panamá.

Otro de los integrantes está en una vecindad deplorable. La pobreza se mira por todas partes. Entro y le pregunto que sí todavía se llama El pinche Juan. El tipo se ríe y me dice que ya se cambió de nuevo el nombre. Lo miro como diciendo cabrón ¡ estás bien loco.

El pinche Juan nos dice que nos invita unas quesadillas por los rumbos de Tacuba. Así que decido ir con él. Este camina muy rápido y se atraviesa entre los carros hasta que se me pierde de vista. Son las siete de la noche.

Ahora camino por la calle de Amsterdam. Sale la mujer que se quitó la peluca. Ella va vestida de pantalón azul y suéter del mismo color. Le digo a la fría que esta mujer es la mamá de Ofelia Guilmaín y también es pariente de un actor de apellido Ferrara. Incluso las niñas que decían Pachuca han de ser de su familia ya sabes tú fría que estos meten a toda la familia argumentando que son talentosos y demás. Lo que me gusta de esta mujer es que a pesar de sus años tiene buenas nalgas. Eso me agrada.

Veo de nuevo la televisión. Están pasando un programa sobre México. Al principio sale el mapa del país. Les digo a los que miran que este documental está basado en el texto de un escritor connotado. Ellos no me responden. Al paso de cinco minutos uno de ellos se levanta y apaga el aparato. Diciendo que le parece muy aburrido, los demás lo dan por hecho.
Entonces molesto saco unos papeles y planos los cuales utilizaron para realizar el programa y los comienzo a leer.

Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu
13 de octubre de 2014 de 2014.