Mujer parecida a Jodie Foster, teléfono azul.






















Le toco el timbre debo de bajarme próximamente de este autobús yo soy de los hombres  a los que no les gusta hacer todo al ahí se va es por eso que soy precavido  sí la esquina en dónde debo de apearme está más allá lo más lógico es que  vaya preparando mi bajada en la puerta se agolpan varias personas las ruedas siguen avanzando hay una mujer rubia parecida a Jodie Foster ella tiene el pelo largo nariz respingada tez blanca labios rojos y sin pintar sí sus labios son rojos sin haber usado colorete son labios naturales como del color de una granada de esos labios que me matan de gozo o me muero de ganas la mujer más bien muchacha poco antes de bajar me pide que sí le puedo ayudar con una bolsa que está depositada en el suelo claro que sí yo también me agacho ella baja pasan dos segundo y hago lo mismo  al encontrarnos en la banqueta se escuchan gritos  voces alteradas  a un lado mío pasa un  señora con  su delantal va con el rostro afligido pasan dos policías que se meten a un portón de hierro detrás de este hay un hombre  en cuclillas lo toman de los pelos y se lo llevan  pasado el hecho busco a la mujer la veo que  camina rápido en el tumulto luego se me pierde de vista me pregunto a dónde se iría no lo sé mejor hubiera sido haber soñado a Lizbeth Carolina otra cosa hubiera sido



Llego  a la esquina en una barda hay dos muchachas que hablan de los gritos y de la aprehensión del ladrón una le dice a la otra que esa colonia o barrio se parece a Lobombo hay una calle que atraviesa la calle no tiene pavimento es de tierra y muchas piedras veo claramente como  caminan de allá pá acá un sinfín de pirujas es una zona roja pienso que la rubia mujer debió entrar por esta calle no me atrevo aunque debo confesarte que me gusta el peligro cruzo la calle con la bolsa en la mano las putas me miran y ponen cara de decepción al ver que no las busco a ellas salgo de la calle preguntándome que si quiera hubiera dejado alguna nota una credencial pero nada de eso tampoco me atrevo a hurgar en cosas que no son mías de pronto suena un teléfono  meto la mano y lo busco es un teléfono azul con una letrotas  lo contesto que creen es la mujer le digo que se fue de pronto y por eso ya no le pude entregar su bolsa ella me dice que le asustan los tumultos  que se metió a la primera casa que encontró que incluso me miró cuando yo pasaba y a través de una ventana le dije que la busque en la calle de las putas pero que nunca la vi ahora es preciso que vengas para darte la bolsa ella me  respondió que eso es imposible no creo que sea imposible nada más sal de la casa en donde estás y ya asómate y dime ella me dijo que era imposible porque era una mujer de 1848 dicho esto me tape la boca por la sorpresa

luego la busqué entre todas las casas hasta que la descubrí ahí estaba  la pude ver a través de un cristal empañado vi como se desvaneció…..



Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra
Nec spe, nec metu
15 de septiembre de 2013.

Estados Unidos Méxicanos




Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BRUJA - Letra

JUAN FARFAN