Hermanitos, artemias, lavadora
























Me encuentro en una habitación pintada de verde pistache son como las seis de la tarde, los vidrios están empañados afuera llueve sobre una cama tres niños que juegan con maderitas de colores otro más de pie regordete güero calvo y con un gran pañal me mira en las manos lleva una mamila con leche un hombre desdentado me dice que les tome fotografías y eso pá que le pregunto como qué pá qué todos ellos son sus hermanitos y me los señala con su dedo  eso no puede ser posible sí bien es cierto mí mamá tuvo muchos hijos a estos niños no los reconozco porque nunca los había visto  usted me acaba de recordar que  en los tiempos pasados cada vez que visitaba a mi madre ella tenía un niño distinto le pregunté preocupado que sí no le daba pena  estar siempre panzona  y tener un hijo por año ella entre dientes me respondió que no por eso es que le digo además  estos niños no pueden ser mis hermanitos porque mi mamá murió hace algunos años  y estos son chiquillos el desdentado se echó a reír y me dijo que sí no sabía que también las muertas tienen hijos ah eso no lo sabía al menos  en lo que respecta a mi comprensión no lo sabía aunque se me hace difícil que alguien muerto pueda parir o dar a luz como se dice anda olvida lo que te dijo aunque es verdad y tómale unas fotos a estos hermanitos tuyos tomé la cámara y comencé  a tomarles estas imágenes a los niños sentados sobre la cama al nene que se encontraba de pie le dije que mirara al foquito y  sonriera creo que capté toda la expresión de sus rostro


Según yo estaba durmiendo cuando de pronto una dama me despertó de momento no la reconocí debido a que había oscuridad total y un instante antes me encontraba soñando que estaba montándo un caballo blanco quien será esta me pregunté sobresaltado me dijo que no me hiciera que ella era Catalina la del tango ah sí la del tango cual tango el tango el tango solo hay un tango que se llama Catalina dicho esto me levante de la cama  porque me despertaste Catalina es que tengo comezón por todo el cuerpo y yo que tengo que ver sí tienes comezón pués ráscate y ya está la cosa no es así creo que hay animales en la cama prendí la luz lo primero que descubrí fueron muchas monedas esparcidas y de diferentes denominaciones le dije antes de que la avaricia entrara por los  ojos de Catalina que las monedas eran mías y como sabes que son tuyas me preguntó porque siempre se me escapan de la bolsa del pantalón dicho esto tome las monedas estaba dispuesto a apagar la luz y volverme a dormir cuando  noté que por la sábana corrían unos pequeños animalitos o seres larguirichos son artemias le dije a Catalina entonces trae al gato para que se las coma los gatos no comen artemias dirás a la tortuga  pero no tenemos tortuga entonces trae al gato le dije a Catalina que ya no podríamos dormir en esta sábanas así que las tome junto con las cobijas  hice un molote y le pregunte que en dónde tenía la lavadora ella se hincó y me dijo que saliera por esa azotehuela en el fondo del patio hay una higuera la lavadora está debajo de ella  seguí sus indicaciones crucé un patio de tierra nunca he tolerado que las piedritas  me lastimen los pies es el problema de ser fino pero en fin caminé para encontrame con la lavadora de Catalina  abrí la puerta del artefacto y que creen que me quedo con la puerta en la mano la bisagra se rompió entonces revisé  parte por parte  la lavadora estaba completamente oxidada
Aún así metí las sabanas y las cobijas busque el cable de la luz lo encontré enredado por la parte de atrás la conecté a un  cable que colgaba de  una rama de la higuera la lavadora comenzó a moverse hasta que se desarmó  dejé todo como estaba y me regresé con Catalina le dije que su lavadora ya no servía ella contestó que le parecía raro porque el aparato no tenía ni dos años pero como se te ocurre dejar  un aparato eléctrico  a la interperie sin verda soy una pendeja  olvida lo de las cobijas al rato que salga el sol las lavo en el río para que queden limpias y olorosas ahora tengo frío me dijo y qué quieres que haga sin cobijas súbete encima de mí y dame calorcito.. Así lo hice y nos quedamos de nuevo dormidos…..


Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra
Nec spe, nec metu
9 de septiembre de 2013.

Estados Unidos mexicanos.





Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BRUJA - Letra

JUAN FARFAN