lunes, 5 de mayo de 2014

Gio, viaje por la costera, padre y demás..

Gio, viaje por la costera, padre y demás..






























Subo las escalinatas con el objetivo de entrar a un restaurante . No puedo entrar porque en ese momento la puerta se abre de adentro para afuera y sale un hombre de treinta años aproximadamente. Me parece conocido así que lo sigo de cerca. A la vuelta de la esquina hay una calle empedrada. Calle que me recuerda a Chimalistac. El hombre se detiene en una casa que tiene el estilo de las casas elegantes. Toca un timbre y espera. No hay respuesta y el hombre insiste. Luego me mira y me pregunta que sí yo sé cual es la causa por la que no contestan. No lo sé. Déjeme ver. Coloco mi índice sobre el botón y el hombre se aleja.Escucho una voz aguda. Le explico que un hombre así y así insistía en hablar con alguien de esta casa pero que se acaba de marchar. ¿ Es Gio?. ¿ Quién? ¿El hombre que se acaba de marchar? No lo sé no le pregunte por su nombre. La voz me dice: Gio no puede ser porque lo acaban de matar violentamente hace unos días. ¿ En dónde lo mataron? En el restaurante de la vuelta. Está bien, gracias y me voy.


Voy de nuevo al restaurante. Un señor de bigote negro me dice que no puedo acceder porque el lugar está siendo investigado por las autoridades. El hombre me dá su explicación.¿De pronto Gio pone su cara en el vidrio y me pregunta que sí pude hablar con alguien en su casa?. Sí me dijeron que te mataron hace unos días. Gio pone una expresión como de sorpresa , se sienta en una silla,se agarra los cabellos y dice que no puede ser..



En otra situación voy en la parte trasera de una camioneta de esas que desarrollan gran velocidad. Viajamos por una costera. Puedo apreciar a la perfección las casas de todos estos pueblos blancos. El conductor lo hace muy rápido. No detenemos en una escalinata de caracol y bajamos.

Entramos a un cuarto desarreglado. Todo está esparcido por doquier. Una niña puesta de rodillas reza. La niña tiene lentes y una pañoleta casi verde. Le pregunto que sí no se asustó por nuestra demora. Ella me dice que no que no le pasó nada.

Ahora estoy en misa. Un padre habla de manera autoritaria como para que los pecadores se arrepientan. No le creo nada. El padre toma una copa dorada, le dá un trago al vino y después arroja la copa que se hace añicos, la copa es de vidrio y no de metal. El padre nos hace una seña para que lo acompañemos. Nos detenemos enfrente de un árbol navideño. El árbol tiene las luces encendidas. Se acerca un joven y me pregunta en voz baja que sí estoy contento con las verduras que compró a precios módicos. Si estoy contento. Está bien.

Un joven de lentes se encuentra sentado en un sillón. Nos dice a todos que el sabe las causas por las que mataron a Gio. ¿Todos volteamos a verlo y le preguntamos cuales eran esas causas?. Fue por dinero. Gio debía mucho dinero y por eso lo mataron. ¿ Y tú como sabes eso?. Porque Gio me lo comentó unos días antes de que le quitaran la vida.




Original de Alfredo Arrieta
para elpueblodetierra
nec spe, nec metu
5 de mayo de 2014.
Estados Unidos Mexicanos.