jueves, 22 de mayo de 2014













Carta número 3












Ahora sí que la arruinaste para cruzar palabras contigo pusiste un muro así de alto me miro las manos y los dedos y noto que me acabo de cortar las uñas no sé que pensamietos estén pasando por tu cabeza ni tampoco los motivos de ese silencio absurdo tampoco creo ser el que se los merezca este tipo de castigo la pared sólida no puedo escalarla porque ni alicientes tengo y en el dado caso de que consiguiera un mecate o lazo y la subiera con qué me toparía con alguien que se evade en el sigilo de su astucia y que además no le interesa ni el saludo no me explico la razón del cambio radical y tan notorio ni tampoco la causa de su azote mira aún traigo las yagas en en la espalda ahora sí te manchaste pués castigas a quién nada te hace sé que a veces soy la grosería y puede que me pase en lo severo pero nunca hubiera buscado los ladrillos para construir la barda más grande que Sonora para mí no existen bardas que me impida empresa alguna yo seguiré de la forma que siempre he sido en lugar de muros elevados tengo los brazos abiertos y la puerta de mi alma sin seguro y sin candados entra cuando quieras que yo te espero.

Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra
Nec spe, nec metu
22 de mayo de 2014.
Estados Unidos Mexicanos.