TAILANDIA MARIPOSAS DE PAPEL, DOS ABOLES Y CASA.

TAILANDIA MARIPOSAS DE PAPEL, DOS ABOLES Y CASA.






Antes de trasladarme al mundo de los significados , ayer tarde estaba despierto pero viendo un sueño de lo que fueron las vidas pasadas de un tailandés.
Un buey se encuentra atado de una argolla sujeta a su nariz. El buey se libera y avanza rápido por el campo.



El hombre se encuentra enfermo de los riñones y le dice la mujer coja de ojos rasgados que él no es culpable porque cuando mato izquierdistas lo hizo con buenas intenciones. El dice que no, que es el carma que está pagando.










Después sentados en la hora de la cena, se le aparece una mujer muerta. Y más tarde , una especie de hombre lobo con ojos rojos. Que dice que anteriormente fue un animal. Que tomó fotografías de seres que habitaban en la selva y decidió ser como ellos. Se fue llenando de pelos por todas partes.




En esa pesadilla que dicen es un cuento infantil, una princesa es llevada en un carromato que a su vez es cargado por forzudos señores. La princesa acerca su mano hasta el hombro de uno de los cargadores. Le dice que baje en esa cascada. Ella es una princesa de cara fea, ella lo sabe. Se detiene y su esclavo se acerca por una orden que ella misma le da. Este la besa, la besa porque esa es la orden.



La princesa se mira en el espejo de la laguna y mira una cara bella. Ella sabe que es una ilusión, llora y escucha una voz en donde le dicen que no es una mujer fea. ( Y claro que no hay mujer fea si se le vé por donde mea), Es un pez, este habla con voz de locutor. Le dice que la mira desde abajo del agua. La princesa se embeleza por la voz de tenor macho y se mete despacio al agua. En el trayecto se va despojando de sus colgajes, collares, aretes de perlas, y brazaletes de oro. Se recuesta en esa olas pequeñas. El pez se acerca y comienza a besarle los muslos, luego le besa el clítoris y la excita. La princesa se retuerce y tiene orgasmos consecutivos que la colapsan . Se siente feliz de que un pez se la haya parchado sin verle la cara….




Viene otras escenas en donde el hombre enfermo penetra en una cueva, ahi hay peces ciegos que viven en una oscuridad. El hombre llega a ese lugar a morir.



Comienzo la noche del sueño y te puedo decir que lo primero que miro es una calle. Esta se ubica en la ciudad de Puebla. Es una rúa repleta de basura. Parece que todo el que pasa la tira. Es una calle de subida. En lo largo se puede ver a hombres y mujeres pepenar.








También esparcidos puedes ver infinidad de papelitos de un solo color. De pronto los papelitos cobran vida y se tornan en mariposas. Estas se encienden en un vuelo bajo, rasante. Ellas vuelan en todas direcciones y también emiten luz.


Al dar vuelta a la página del sueño me encuentro en una casa de máximo confort. Lo que percibo es que no tiene humedad. Me da hambre y corro buscando a Ñañis, el pinche gato pasó fugaz hasta la cocina. Al entrar sé que es la cocina de mi abuela. Ñañis chilla y le doy un pedazo de jamón. Hay una puerta que nunca me gustó pintar. De la mitad para arriba tiene cuadritos de vidrio, para abajo sí miras bien, hay un hueco rectangular. Por ahí al oler el jamón, se activaron las papilas gustativas del guerito . Es otro animal felino que vino al mundo desvalído y chillón.











En esta casa hay dos árboles de Navidad. Se encuentran encendidos. Uno es grande y el otro intermedio. No sé cual puede ser la causa de tener dos árboles para la misma época. Debe de ser una ansiedad de sentirse opulento, no hay más explicación.



Veo la iluminación y a un lado se haya el diamante negro, que no es otro que un actor de nombre Palazuelos. Con su voz engolada que parece que comió o se atragantó de miel me dice que lo acompañe a otra casa. Me da el nombre de la calle. Yo entiendo y le digo que esa casa debe de estar en la Colonia Condesa, Por donde hay palmeras. Por suerte es una calle cerrada que si la llega a descubrir la marica capaz que la arrancan y le hacen su estación.


Palazuelos saca unas llaves de su abrigo, su traje tiene pelos de gato.
Abre la casa que para entrar tienes que abrir tres puertas. Todas están pintadas de amarillo ocre.




Me pide que vea al interior y parece que es una casa amueblada con buen gusto. Le digo que se parece a la casa de Manolo Fábregas. Palazuelos se ríe y me entrega una vara larga de vidrio cortado. Es una especie de arma que me ayudará a ahuyentar a los ladrones. Tambien me dice que quiere poner a prueba mi honradez, me saluda y se va. Yo, me quedo pensativo y con la vara de vidrio en la mano , a la espera de que el primero que intenté cruzar , le meto un varazo en la espalda o en lo largo de las patas…

Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu.
12 de enero de 2011.
Estados Unidos Mexcanos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BRUJA - Letra

JUAN FARFAN