lunes, 18 de enero de 2016

Secta que viste a la fría de azul, camioneta blanca y aguacero, grupo nutrido, el próximo rey.

Secta que viste a la fría de azul, camioneta blanca y aguacero, grupo nutrido, el próximo rey.




































La iglesia en la que me encuentro está pintada de blanco.

Un grupo de mujeres hacen rueda. En medio se encuentra la fría.

Las mujeres la visten con una túnica azul, la atavían también de collares y pulseras. También le calzan unas sandalias.

La fría está dormida. O más bien está en trance.

Presiento que algo le hicieron estas mujeres.

Tomo a la fría de la mano y la saco del grupo. Las mujeres se enojan y me lanzan improperios en árabe.

Siento a la fría en esta banca. Atrás hay un olivar. Escucho como ladran los perros y los llantos de otras mujeres detrás de un muro.

Intento despertar a la fría. Le pregunto sí le dieron de beber algo?

ella mueve la cabeza afirmativamente. Te dieron alguna droga estas mujeres fría.

Ya mero te convierten.

Vámonos. Y nos vámos por esa arboleda. Los perros siguen ladrando y la mujeres siguen con su llanto.

Viajo en una camioneta que tiene por lo menos unos diez años de uso.

Un señor moreno de pelo chino y negro profundo la maneja.

Cae un aguacero.

A nuestro lado va otra camioneta pero esta está descubierta.

En la parte trasera llevan a varias personas a las que le decomisan sus charolas con alimentos.

Una niña llora. En sus brazos lleva una cesta con churros.

El señor que maneja la camioneta blanca asoma la cabeza y les grita a los inspectores que son unos hijos de puta¡

Le explico que el problema no es sólo la niña que llora. El problema es de la sociedad completa y del gobierno inútil.



Bajamos en un solar.

El sitio tiene una casa y muchos árboles.

Hay un grupo nutrido.

El guía les dice que hay alguien que se integra con nosotros a partir de este sueño.Y me menciona.

Lo conocen?

Sí es italiano.

Yo me amarro las cintas de los zapatos tenis y no los saco de su error.



Una señora de pelo rubio le dice a un niño gordo. Tan gordo que parece buda que sí quiere seguir conservando el puesto de rey debe de someterse a una prueba.

El niño de mal humor le dice que sí.

Entonces saca un envase de papel y le dice al niño que se eche una buena mierda sobre este.

El buda obedece y se caga. Luego la mujer rubia le pide que se coma su propia mierda.

El niño le dice que no.

La mujer me mira y me pregunta que sí quiero ser Rey?

No no tengo ninguna intención de ser rey.

Entonces la mujer toma con sus manos el cup cake de cagada y lo ofrece a los que van pasando.


Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu
18 de Enero de 2016.
Estados Unidos Mexicanos.