viernes, 6 de marzo de 2015

Niño en el patio de la escuela, mirando fotografías de niños que trabajan, Frida preguntando como puede invertir en la bolsa de Murcia.

Niño en el patio de la escuela, mirando fotografías de niños que trabajan, Frida preguntando como puede invertir en la bolsa de Murcia.
































Este niño está sentado en el patio de la escuela en dónde yo hice la secundaria.

Una voz en off le pregunta algunos datos. El niño tiene unos trece años. Le responde a la voz lo que le pregunta. Después se levanta y entrega en un mostrador su diploma que lo acredita y con el logo de un caballero tigre. Veo al niño a la distancia. El niño lleva pantalón blanco y suéter azul . Su madre lo debió llevar a la peluquería.

Según sé este niño soy yo. Pero por más que lo observo y lo observo no se parece en nada a mí.

Además porta gafas de pasta negra y yo nunca usé ese tipo de lentes. Y de niño menos. Los anteojos los usé cuando tenía 25 años cuando descubrí que no veía de lejos. Porque antes tenía yo vista de águila. Ahora no. Todo se acaba..

Estoy con los brazos recargados en esta mesa del comedor. Veo fotografías que sobre salen de un artículo de niños que trabajan. Se acerca un amigo de la juventud. Me pregunta que hago. Miro las fotos de estos niños que trabajan. Unos limpian vidrios, otros cultivan la tierra, otros más cargan tabiques, otros llevan agua. Y este, mira este está descolgado en el ventanal con el peligro de que se caiga. Nos asomamos al interior de la foto y vemos el Zócalo de la ciudad de México pero cuando tenía árboles….

Este debe de ser el hijo que abandonaste cabrón¡ Le digo a mi amigo de la juventud. Este se queda callado y no me refuta.

Una muer española se asoma por el balcón. Me dice: Hola guapo ven a conocer Murcia¡

Sí claro en un rato voy pa alla¡

No sé ni dónde está Murcia.

Ahora estoy en el interior de una iglesia. De pie me encuentro. Se acerca Frida Gómez. Me dice que tiene interés en que le diga sí puede invertir en la bolsa de valores de Murcia. Le explico cuales son las posibilidades. Frida me escucha. Luego de oírme me dice que le llegaron las ganancias pero que los euros que le tocaban se los quiso dejar a su papá.

Y tu papá que dijo?

Me los recibió. Necesitaba el dinero.

Frida suelta el llanto.

Y porque lloras?

No lo sé tengo sentimientos encontrados.

Está bien.

Siéntate. Te dejo sola con tu alma. Aquí todo es silencio. Seguro que te recuperas.
Frida agacha la cabeza y reza.
Yo salgo y miro pá arriba. Está nublado..


Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu
6 de Marzo de 2015.
Estados Unidos Mexicanos.