martes, 3 de marzo de 2015

Hombre robot, mujer a punto de parir, trabajo de cartero de noche, los zapatos negros del muerto, estudio de TV, cantando en diferentes lugares.

Hombre robot, mujer a punto de parir, trabajo de cartero de noche, los zapatos negros del muerto, estudio de TV, cantando en diferentes lugares.































Y usted quién es o que hace señor?

Le pregunta a este sujeto que viene vestido como robocop.

Soy un ser artificial, soy un ser artificial..

Sí ya sé que usted es un ser artificial pero para qué fue usted creado?

Para nada. Soy un ser artificial , un ser inútil. Me manufacturaron solo por no dejar..

El robot le habla con una voz que intenta parecer humana. No lo logra.

Mueve sus brazos, los levanta y le dice que es un ser inútil.

En este mundo de comprar y consumir se fabrican muchas cosas que no sirven para nada. Y este señor es el ejemplo…


En una habitación que de principio no sabía que era hospital una mujer delgadita les dice que los deja por el momento. Ella va con una bata estampada con margaritas.

Un metro adelante hay varios niños. Ellos miran asombrados como una mujer abierta de piernas pare un hijo.

Se asoma y ve a un recién ensangrentado y con el cuerpo todo baboso.

La mujer delgadita se encamina hacia la cama siguiente. Y les vuelve a decir que regresa en veinte minutos. Al decirle que sí, observa como debajo de la bata le salen las piernitas de su próximo hijo. Se le está saliendo lentamente. Usted le dice que se acueste de inmediato. Ella le obedece y al posar su cuerpo el niño sale… Uno más….


A usted le ofrecen un trabajo de noche.

A mí?

De noche?

Ni que fuera puta ¡

No señor, el trabajo consiste en repartir cartas. Las cartas que no llegan de día, usted las puede entregar a las horas de la luna..

Pués no cuenten conmigo.. No me gusta llevar a nadie malas noticias…



Se dice que anoche mató a alguien en este sueño. La verdad no lo recuerda. Ni vió su cara, no sabe ni quién es . Pero se habla de esto por todas partes.

Lo que sucedió es que el hombre está muerto. Y usted no tiene necesidad de andar por la vida matando a nadie. Claro depende de lo que le hayan hecho.

Lo que sí se acuerda es que le quitó sus zapatos. Mire los trae puestos.

Son dos zapatos negros.


Camina como sí tal cosa hasta que un amigo del muerto lo observa. Al verse descubierto corre. Por toda la avenida. Ojalá que no le alcance. Este va a despepitar lo que vió y les dira.

Acude con su mamá. Le platica lo que sucede. Usted nunca he matado a nadie le explica.

Ni en los sueños?.

Bueno en los sueños sí.

Entonces asume tu culpa o bien quema los zapatos.

Como no esta dispuesto a asumir nada se decide por quemar los zapatos.

Va a una azotea. En un bote pone los zapatos. Los baña con gasolina y les prendo fuego. Los zapatos arden y con estos las pruebas que lo incriminan…


Un conductor de televisión les explica un mapa que en realidad es un pastel. Les habla de las divisiones geopolíticas y de las ambiciones humanas por expandir sus territorios y robar lo que se pueda.


Por ultimo un hombre canta por las calles como si estuviera loco. Le dice que no se preocupe. Solo las almas buenas cantan. Los otros no lo hacen porque son reprimidos.

Usted cante lo que pueda.. Es más yo le haré segunda.

Así que toma un micrófono y canta con él dos canciones populares..

Es agradable cantar. Es una manera de orar. Por sí no lo saben… Cantar es sublimar el alma.. Es lo que sabe….


Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu
Estados Unidos Mexicanos.
3 de Marzo de 2015.