lunes, 24 de noviembre de 2014

Medidor de luz, edificio rojo, y mucha agua.

Medidor de luz, edificio rojo, y mucha agua.

































Tal parece que ahora soy el dueño de esta casa. Es una casa antigua, la puerta es de dos hojas, con figuras griegas en relieve .

Un hombre se detiene mira un medidor de corriente.

Se asoma y me pregunta que sí yo soy el dueño del medidor?. No , Yo acabo de llegar a este sueño.

Pero la casa es de usted?

Parece que sí, lo investigaré a fondo.

El hombre con su bigote ralo y gorra de beisbolista anota algo en su libreta. Una vez que terminó la cierra y se marcha.

Me quedo pensando y salgo a ver.

El medidor de luz ya no esta.

Tengo que buscar al señor que me vendió esta casa.

Salgo.


Voy a una colonia que está asentada en una barranca. Las casas parece que se van a caer.

Hay un edificio rojo, es de un rojo intenso. Que mal gusto tiene el que pinto este sitio. Le hubiera puesto colores más tenues, delicados que no dañen la vista..

Subo por unas escaleras de ladrillo gastado.

Toco en la puerta número cinco.

Abren.

Es una señora de lentes gruesos y pelo blanco. Le pregunto por el señor que me vendió la casa de allá abajo.

Ella dice con voz cansada Jorge te hablan…

Y sale el tal Jorge.

Ah es usted?

Sí. Con este asunto.

Hace un rato llegó un señor de bigotito ralo y se llevo el medidor de luz. Ah que caray!

Entonces yo no tuve más remedio que irle a decir al otro, al que le rento que le voy a cobrar doble.

Se queda pensativo y me dice: y sí compramos un medidor usado?

Pués no sé, quién lo vende?

Déjeme le investigo y se lo llevo de emergencia..

Está bien.

No quiero terminar el sueño en la oscuridad plena.

La mujer me dice que no le hable tan golpeado a su esposo.

Es mi voz señora mía, así hablo.

Salgo.

Hay una calle que termina en curva, la calle tiene árboles y muchas hierbas. Está lloviendo con intensidad, no hay lugar por dónde bajar, no tengo otra que mojarme los zapatos. Meto los pies y comienzo mi andar.



Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra
Nec spe, nec metu
24 de Noviembre de 2014.
Estados Unidos Mexicanos.