martes, 27 de octubre de 2015

Muebles de Bagdad, cantantes vestidos de negro, ocho leones, barrio antiguo, gato de cuarenta kilos, juego de manos, leones chicos, delincuentes que entran a ese cuarto.

Muebles de Bagdad, cantantes vestidos de negro, ocho leones, barrio antiguo, gato de cuarenta kilos, juego de manos, leones chicos, delincuentes que entran a ese cuarto.
































Sobre esta calle de Durango hay una gran variedad de muebles y objetos. Me dicen que yo conocí a sus propietarios.

La verdad es que no me acuerdo. Son piezas como del medio Oriente.

Sí son objetos traídos desde Bagdad.

Y que hacen aquí en la calle?

Andan buscando a los barbudos.

No sé ni quiénes son estos.

Dejaron abandonados su cosas aquí?

Sí y no se sabe su paradero.

A lo mejor ya se fueron para su casa.

No sabemos.

Y los muebles se quedarán aquí?

Si.

O a menos que los regales.

Conforme pasa la gente les ofrezco los muebles y objetos.

Son de Bagdad, lléveselos, lléveselos..

Es la misma calle hay un grupo de cantantes vestidos de negro. A muchos los reconozco. Fueron compañeros míos. Ahora sus rostros están ajados. No quedan muchas señas de lo que fueron.

Me llaman pero yo voy en un carrito. Además no tengo nada que platicar con ellos. Ni de los tiempos pasados. De nada pués…

Debo de ir a este lugar.

Me asombra el barrio. Todo es perfecto. Las arquitecturas son espléndidas,miro los detalles,las piedras talladas, las maderas finas. Todo.

La entrada a esta casa es vigilada que es un decir por ocho leones. Los leones son monumentales. Cada uno debe de pesar como trescientos kilos. Son muy grandes.

Paso a su lado. Los leones están adormilados,no se ven fieros.Espero que sigan a sí. Pienso que es de mucho valor el pasar cerca de estos leones. Si cambiarán su actitud me devoran.

Los leones se acuestan sobre la paja.

Es este patio de pequeñas dimensiones un joven me tira golpes con los puños cerrados. Yo lo esquivo. Le pregunto que sí quiere ser boxeador?. No me responde. Lo hago para ejercitarme. Coloco las palmas de las manos y sigue tirándo golpes. Uno , dos, tres..

Por esta escalinata vienen bajando personas de mal aspecto. Son muchas. Se meten a ese cuarto. Tiene rostros de odio. Me miran pero no me dicen nada. Yo tampoco les digo nada.

Ellos llevan chamarras negras,y boinas en la cabeza. Deben de ser muy malos. Sus rostros son de gente mala.. Ninguno me intimida.. Ni el más fiero me intimida..


Original de A.A.O.
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu
27 de Octubre de 2015.
Estados Unidos Mexicanos.