domingo, 25 de octubre de 2015

Corderos, asnos, yeguas y caballos, viviendas encontradas, con una pelota en las manos, programa de un disco francés, mujeres que se desgreñan.

Corderos, asnos, yeguas y caballos, viviendas encontradas, con una pelota en las manos, programa de un disco francés, mujeres que se desgreñan.































En esta fila o formación hay animales. Un hombre con una pequeña vara les insta, les habla y parece que los animales le entienden,

Yo estoy de pie solo mirándo. Es asombroso cuando la voluntad humana se empecina en conseguir algún resultado. Por lo menos yo no había visto a nadie que hablara con los animales.

Después de que les habló les pide que suban en formación por esta plataforma de tren. Se van colocando en riguroso orden. Luego asoman sus cabezas y enseñan los dientes.

Yo los veo.

El hombre de la vara me dice que faltan más animales. Que espere.

Me recargo, saco un pitillo y espero.

Viene una nueva fila, estos son personas. El hombre de la vara no les habla, les grita y les pega¡

Súban haraganes, viles mentirosos les dice¡

No sé que mal hayan hecho estos pero están pagando .

Se asoman al lado de los animales, veo rostros conocidos, algunos si merecen ese trato, asoman sus cabezas, enseñan sus dientes. Muchos de los que reconozco son hipócritas. Sí estuviera en mis manos también le pegaría.

El tren cierra sus puertas y se va….

No sé a dónde los llevan…Sea por Dios.

Ahora estoy en este sitio. Es un patio largo largo. Hay viviendas que se encuentran de frente. Nadie se conoce. Todos se odian, todos se desprecian.

Llegué aquí por la casualidad del sueño. Dicen que aquí espantan. A mí nadie me ha asustado. No veo ningún ser en sábana ni tampoco a demonio alguno.

De pronto siento un aire frío. Quién será? Me pregunto yo?

Manifiéstate¡, no se manifiesta nadie..

Pasa un gato amarillo, el gato tiene los ojos rojos..

Ahora ando en una feria. Me dicen que tome esa pelota de enorme tamaño. Que me vienen a hacer unas preguntas. Y que sí me ven con la pelota en las manos sabrán que trabajo en este lugar.

Yo nunca he trabajado en una feria. Me han inventado de tanto que ya no sé. Pero nunca he trabajado en una feria.

Tengo en las manos un disco cuyo programa viene en francés. Son canciones de los años setenta. Lo leo cuidadosamente. Conozco sus canciones. De quién será este disco? No tiene ninguna seña particular. Solo un beso estampado con bile. Qué mujer lo haría?.

Carla habla con una mujer. La mujer esta sentada. La platica se torna agria, las mujeres se agreden. Se retan, se lanzan puñales. Carla le mete una cachetada a la que está sentada. Esta también responde. Se toman de los cabellos y se jalonean.

Nadie hace intentos para separarlas. Estas mujeres están como locas.

Llega la mamá de Carla. Ella está con nueve meses de embarazo. Se mete a la pelea. Ahora son tres mujeres desgreñándose. Esto se pone grande. Yo las veo.

Se escucha un silbato agudo.

Llega un tren.

Entra el hombre que habla con los animales. Lleva en sus manos la vara.Sin decirles nada, les dá. Sus cuerpos reciben el castigo las mujeres lloran. Se acusan y lloran. Cuantos verdugones les quedaron a las tres.. Verdugones rojos les quedaron.

El hombre les grita y les dice que suban al tren. Y que se asomen a las ventanillas y muestren sus dentaduras como si estuvieran felices.

Ellas no tiene más remedio que obedecer. Suben al tren Se asoman. El hombre llega por detrás y les mete una racha más de varazos en las nalgas. Pobres mujeres. Las mujeres de las nalgas rojas..


Original de A.A.O
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu
25 de Octubre de 2015.
Estados Unidos Mexicanos.