miércoles, 8 de julio de 2015

Soy un robot,un inspector que ordena investigar un homicidio, Centurión que vigila el Viaducto Piedad,María Félix me habla de un caballo,policías que colocan sus armas sobre sabanas, subo una escalera de esas que usan para pintar . Le comento a un gay sobre el avance de las investigaciones.

Soy un robot,un inspector que ordena investigar un homicidio, Centurión que vigila el Viaducto Piedad,María Félix me habla de un caballo,policías que colocan sus armas sobre sabanas, subo una escalera de esas que usan para pintar . Le comento a un gay sobre el avance de las investigaciones.
































Soy un robot, soy un robot¡

Así me dice este cacharro.

El robot soy yo¡

Tengo en lugar de pies unas ruedas que no son ruedas. Más bien son unas bolas de platino o de magnesio que me permiten desplazarme de aquí pá allá y de allá pá acá..

Me acerco al sujeto de piezas de metal, plásticos tornillos y tuercas y le pregunto por su nombre:

Me llamo Alfredo¡; me llamo Alfredo¡

Y qué sabes hacer Alfredo?

me llamo Alfredo, me llamo Alfredo¡

Este cabrón no tiene ni pizca de inteligencia. Digo yo..

Este inspector policíaco me pide que investigue sobre un homicidio. Así que me traslado a una ciudad llamada Netzahualcóyotl.

La ciudad que se edificó en lo que era el ex lago del Vaso de Texcoco.

Recuerdo esta ciudad en sus inicios. Casuchas esparcidas en este terreno. A veces polvoso, otras con lodo.

Le pregunto a una gorda guereja.

Que me puede decir de un sujeto de apellido Tovar?

Este maldito nomás ha venido por aquí para causar daño y maldades.

El año pasado mató a un joven.

Y porqué lo mato?

Por quítame estas pajas..

No se preocupe usted señora. Lo vamos a atrapar. De eso puede estar segura…

Regreso con el inspector.

Al verme me dice que paso Herrera que ha averiguado?

Arrieta señor, Arrieta¡

Ah sí¡ Arrieta¡

No sé porque se parece usted a Herrera.

Le comento señor que ya supimos que Tovar se las vive por Ciudad Netzahualcótotl en el Estado de México.

Y no le dió miedo Herrera ir a ese lugar?

No señor. Ya lo conozco…

Y que supo?

Que el tal Tovar anda por ahí. Incluso me señalaron el cuarto en donde llega por las madrugadas..

Entonces vamos a vigilarlo y lo atrapamos cuando menos se lo piense.

Sí señor.

Un centurión de capa roja, sandalias altas y un gorro de metal amarillo con unas águilas grabadas se pasea por el Viaducto Piedad.

Lo veo. Este lleva en su brazo peludo una espada de acero valquirio.

Mira a todos los conductores y les dice que no se preocupen. Que el asalto a mano armada en el Viaducto será cosa del pasado. Les grita: A todo aquél que encuentre robando le cortaré la mano con mi espada.

Todos hacen silencio..

En esta habitación con terraza situado en San Angel estoy hablando con María Félix.

Ella va vestida como la Generala.

Me mira secamente y me la suelta: Estos hijos de la chingada ya se robaron mi caballo¡

Cual caballo señora María?

como qué cual caballo?

Mi caballo negro¡

El caballo negro brilloso?

Sí ese¡

Se lo robaron anoche¡

Ya no se puede vivir en México¡

El que no roba te chinga y el que te chinga te jode¡

Se asoma una señora:

Dice señor actor que sí ya pueden ensayar?

Dile que no estoy de humor que vuelva otro día si le place¡

Y sí no que no vuelva¡

Estos policías colocan su armamento sobre unas sábanas blancas. Estos presumen al igual que el Centurión que van a acabar con la delincuencia.

Fanfarrones que son.. Bien echadores..

Subo y bajo por escalera. Es de esas escaleras que utilizan para pintar.

Al bajar me encuentro con este gay.

Le digo que tenemos avances del individuo que lo mató.

Este me ofrece una palmada en el hombre y me dá las gracias..


Original de Alfredo Arrieta
Nec spe, nec metu
8 de Julio de 2015.
Para elpueblodetierra
Estados Unidos Mexicanos.