lunes, 30 de mayo de 2016

Revisando unos papeles, dinero como bolitas, la fría sube al camión, camioneta gris, estatua verde.

Revisando unos papeles, dinero como bolitas, la fría sube al camión, camioneta gris, estatua verde.


















Reviso unos papeles. Estoy de pie.

Cuando leo el contenido, los arrojo al suelo, lleno de furia.

Me encamino a esta casa. Sobre una mesa hay una bolsa. La abro. En el interior hay unas bolitas, es dinero hecho bolita.

Lo tomo en la mano y lo aviento a un caño.

Esto es lo que nos ha alejado del sentimiento humano. Que no quede nada.

El dinero se va.

Voy en este camión. El camión se detiene en cada esquina. Veo que en la siguiente la fría le hace la parada. Se sube. Le entrega al conductor unas monedas y camina.

Se dirige a dónde estoy sentado. Me mira y sin más me mete dos o tres mamadas.


Luego como sí hubiera bebido a pasto se limpia las comisuras de los labios, se regresa, me dá la espalda le dice al chofer que abra la puerta. El camión se detiene la fría baja, el camión avanza, la veo a través del vidrio, la fría me mira tiene cara de vampira.

Veo una camioneta gris. Se acerca Antonio. Me pregunta que sí conozco al señor que llevan dentro?

Sí lo conozco.

Desde cuando?

Desde cuando las víboras andaban paradas.

Nos lo vamos a llevar .

Y eso porqué?

Porque es un peligroso.

Antonio se sube a la camioneta y se marchan a toda velocidad.

Se acerca otro que también es policía.

Me muestra un álbum

Hay varias fotos en donde salgo yo. Las fotografías son en blanco y negro.

Pero hasta ahora las ví.

El policía me pregunta que desde hace cuanto que conozco al peligroso?

Desde tiempos inmemoriales ya se lo dije a Antonio.

Lo teníamos vigilado. Hasta que logramos capturarlo.

No creo que el señor sea de peligro. Lo conozco.

Me quita el álbum y se va…

Esta es una estatua monumental.es un hombre con cuerpo de buey.

Está sentado en una silla ceremonial.

Lleva en el mano una lanza.

Yo tengo la estatura normal. Pero apenas sí le alcanzo una pierna. Comienzo la subida. Llegó a sus piernas. Luego de un brinco o salto voy a su pecho.

Trepo por su cabeza agarrándome de sus cabellos.

Una vez ahí me siento. Estoy a una altura aproximada de unos cuarenta metros del piso.

Pasa de nuevo la camioneta gris.

Se asoma el señor peligroso. Me grita que le avise a su mamá. Su mamá está en el panteón. Como le aviso o que?



Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu
30 de Mayo de 2016.
Estados Unidos mexicanos.