viernes, 6 de mayo de 2016

Gorda que luce un vestido folklórico, la fría baila en rojo,en una cama con una mujer enferma,cantantes argentinos,boxeador que baila, en un cine, payaso le pide a la fría que abra la boca.meando de pie orines amarillos amarillos.

Gorda que luce un vestido folklórico, la fría baila en rojo,en una cama con una mujer enferma,cantantes argentinos,boxeador que baila, en un cine, payaso le pide a la fría que abra la boca.meando de pie orines amarillos amarillos.

































Una mujer gorda hace intentos por bailar. Gira despacio, mueve los brazos. La mujer es una mujer obesa, tiene una trenza negra, aretes de cuentas. Además de que luce un vestido como esos que usan las húngaras.

La mujer gira hasta llegar a una plaza.

En la plaza hay personas sentadas que la observan. La gorda no lo hace tan mal.

En eso andamos cuando la fría que hasta esos momentos es espectadora se acerca a la mujer y también comienza a bailar. La fría se quita el vestido quedando solamente en un payasito de color rojo.

Todos la miran, los hombres sobre todo. Se les salen las babas, parecen perros.

Yo recargado en este pilar no digo nada, sólo miro.


Después de su baile la gorda se retira, la fría se acerca a mí y me pregunta que que tal estuvo.

Tiro mi cigarrillo en el suelo, me disgusta que la fría se muestre a todos. Solo las putas se muestran. Y tú no eres puta verdad fría?

Estoy pensando en dejar a la fría. Esta mujer ya no me conviene. Lo malo es que siempre o casi siempre se aparece en mis sueños. Como le haré para lograrlo? No lo sé no lo sé…..


Ahora duermo en esta cama de sábanas blancas. Escucho el ruido que hacen unas ruedas.

Saco la cabeza y veo con nitidez a Joaquín Capilla. Este lleva a su mujer sentada en una silla de ruedas. La lleva a la cama en donde duermo.

Le digo que ahora me levanto que sólo me recosté unos momentos. No está bien Alfredo. Quedate ahí, no nos molestas además estamos muertos y los muertos ya no molestamos ni hacemos ruido. Joaquín coloca a la señora al lado mío. La señora queda de tal manera que puedo ver su rostro enfrente del mío, la señora tiene unas tripas en la nariz por dónde le pasa el oxigeno.

A un lado hay un muro con el rostro mortuorio de Joaquín. Lo ilumina una tenue luz amarillenta.

Me encuentro en la Argentina. Dos jóvenes y una mujer cenan.

Ellos son cantantes y compositores. Me dicen que están contentos de que los haya podido visitar.

Y porque decidieron conocerme les pregunto?

Porque sabemos reconocer y además nos gustaría conocer su opinión en directo respecto a nuestro trabajo.

Ah muy bien. Pues comencemos.

Porque no me dicen algo de lo que componen?

Uno de ello se anima y comienza a balbucear unos verso que decían así más o menos.

La luna, la luna es blanca¡ La luna, la luna es blanca y redonda¡

Pienso: Estos dos son en verdad unos poetas¡

Voy a un baño en México.

Dos hombre platican.

Uno de ellos es boxeador. Un boxeador famoso.

El otro le pregunta como es que le hizo para decidirse a cantar y bailar una canción que en todas partes se escucha?

Lo que sucede es que hace muchos años conocí a un entrenador, este me decía como debería de colocarme para que los chingadazos no me entraran. El hombre parecía que bailaba.

Entonces una vez en un baile me acordé de los movimientos de este señor y les caí en gracia. Luego pensé que a este baile deberíamos hacerle una canción, buscamos a quién lo pudiera hacer y la grabamos. Esa fue la realidad. Nunca le dije al entrenador que yo utilicé sus movimientos para hacerme más famoso aún.

Camino en los pasillos de un cine. La película ya comenzó. Busco a la fría, llevo alimentos en unos platos. Alguien sentado por allá me dice que la fría está con unos amigos.

La busco y la localizo.

Viajamos en un camión. El camión se detiene en un alto . Un payaso se asoma, le pide a la fría que baje , que baje y que le enseñe la boca. La fría frunce los labios, la fría tiene unos labios, una boca que se antoja. El payaso le dice que abra la boca. La fría le obedece. Abre la boca, se le pueden ver todos los dientes y los molares. Que boca ¡ Tienes una boca perfecta le dice el payaso¡ Todos los que van el camión se asoman, se quedan prendados de la boca roja de la fría. Es una boca hermosa, limpia sana.

El payaso los invita a que bajen y la besen cuanto quieran. La fría le pide que hagan fila. Comienza a besarlos a uno por uno.

Yo la miro a través del vidrio…

Por último estoy en un baño. Llego al mingitorio y me dispongo a mear.

Coloco la mano derecha sobre la pared, me saco el pájaro azul y echo un buen chorro. Eso es todo. Este sueño sí que fue raro.


Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu
6 de Mayo de 2016.
Estados Unidos Mexicanos.