miércoles, 23 de septiembre de 2015

Fosa cuadrada, la comunicadora loro, sin empleo.

Fosa cuadrada, la comunicadora loro, sin empleo.































Me encuentro a la salida de esta casa.

Tengo que cavar una fosa.

Así que para no esperar más tomo una pala y comienzo.

Un señor me dice por la ventana que no cave la fosa rectangular.

No?

No.

La fosa cávala cuadrada.

Dicho esto procedo.

Meto la pala pensando en cuanto tiempo la he de terminar.

Una vez que lo hice el señor llega con tres cajas de cartón.

Son cajas como para poner botas o zapatos.

En la tapa lleva los nombres de las tres personas que se van a sepultar.

Veo sus nombres.

Me dice que ponga las cajas pero que no las tape con tierra.

Solo dejó arena en el interior.

Me quedo dubitativo en que poco somos.

Después comienzan a caer gotas de lluvia y llueve.

Las letras de los fallecido comienzan a desvanecerse. Son dos mujeres y un hombre. Les llegó su tiempo y su fin.

De las cajas salen su almas convertidas en un humo azul. El humo se disipa, las almas se van.

Esta señora que según dicen que comunica se encuentra sentada en la acera con un grupo de liosos.

Le digo desde esta altura que ya estuvo bueno de envenenar a la audiencia utilizando la libertad de expresión.

No digo que no expreses tus ideas pero echarle veneno a todo?

Ella me mira abriendo los ojos aún más.

No podía creer que yo le dijese eso.

La solución es que te quiten el micrófono y te largues.

Necesitamos personas educadas, amables, sinceras y no cotorras como tú¡

Creo que la solución es que cerremos todas la entradas a esta pinche ciudad. Luego pongamos un grupo de policías que les impidan el paso. Haremos un filtro para que no penetren más.

Este cuate no tiene empleo. Le digo que su edad es el impedimento. En este país te consideran inservible en poco tiempo. Y aunque goces de tus capacidades mentales y físicas en buen estado ya nadie te requiere.

No te preocupes por suerte ya hablé con unas personas y ellos están dispuestos a darte un empleo.

Ojalá que sí.

Sólo tengo estas cuantas monedas para salir el fin de mes.

Yo te presto. Por eso no te preocupes..

El hombre se va. Lo veo y anda en chanclas. Ni para zapatos alcanzó.

Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu
23 de Septiembre de 2015.
Estados Unidos Mexicanos.