sábado, 4 de abril de 2015

Cuarto sin salida, tunel, cuarto de baño en ruinas.

Cuarto sin salida, tunel, cuarto de baño en ruinas.

































Estoy en este cuarto. No sé como entre porque el cuarto no tiene puerta. Todo está sellado. Debo de encontrar alguna manera o forma.

Recorro el lugar, hay una instalación vieja de agua y gas. Parece que aquí había un calentador. Solo quedaron los fierros.

Por un pequeño orificio cae lentamente gotas de agua. Acerco la boca y pido auxilio. Dos minutos después escucho la voz de una mujer que me dice que no intente nada. Que estoy aquí porque me lo merezco.

Debo de hacer algún intento.

En la mitad del cuarto tenemos arena y grava. Me pongo de rodillas y comienzo a rascar. Mis manos no están habituadas para este tipo de trabajos pero lo tengo que hacer. No tengo otra.

Cavo un agujero, cavo y cavo hasta conformar un túnel. El túnel es de pequeñas dimensiones no necesito más. Llevo ya como diez metros espero que con esto logre alcanzar la luz.

El túnel pasa de seco a húmedo así súbitamente.

Ahora estoy cubierto de lodo. Quien me viera en estas condiciones. Solo se me ven los ojos claros. Parezco minero de las estepas rusas.

De pronto veo que delante de mí va la fría. Ella intenta salir también. Le pregunto que hace aquí?

Que no miras? Estoy atrapada, y estoy atrapada porque soy una pecadora. a todos los pecadores nos envían aquí..

Le digo a la fría que yo no pienso quedarme a vivir aquí.

Yo tampoco me responde.

Entonces cavemos.

Y seguimos cavando y cavando.

En esto de los intentos y entre tinieblas veo el culo de ella, se me sube la líbido y la toco, la fría me dice que sí somos pecadores. En una acción rápida y llenos de lodo nos apareamos como sí animales fuéramos.

No lo puedo creer me dice:

Que cosa?

Que me diste por el chiquis triquis.

Si que tiene.

Pues que ahora somos pecadores pero de clase A.

Seguimos en la escabarbada.

Le digo a la fría que aquí hay un hoyo. Pues metámonos Alfredo. Y allá vamos.

Hay otro túnel . Este es muy grande comparado con el que nosotros estábamos haciendo.

Escuchamos el sonido del aire.

Cuidado fría viene el tren¡

Y sí. Efectivamente viene un tren. Tomo a la fría y la coloco de espaldas. El tren pasa segundos después casi nos arrolla. Situado en la pared vuelvo a besar a la fría. Y copulamos.

Ella me dice que esto ya es como un tango.

Ahora estamos en otro cuarto.

Es un cuarto de baño. Está inundado. La taza está rota y su deposito tiene agua podrida.

No vamos a salir de aquí nunca fría.

Creo que no. Y tú tiene las culpa .

Yo porque?

Porque eres una pecadora.

Mira fría acá hay una ventana¡

Me asomo. Veo a la mujer que anteriormente me hablo.

Y para qué haces intentos? Nunca van a salir…¡

Es inútil fría. No se puede.

La fría se sienta en la arena y se pone a llorar en tanto me voy quitándo pedacitos de lodo seco de los brazos…


Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra
Nec spe, nec metu
4 de Abril de 2015.
Estados Unidos Mexicanos.