lunes, 20 de junio de 2016

Barco.

Barco.



































Anoche me soñé en un barco.

Estaba en la proa.

Arturo Martinez posado sobre la arena me gritaba iracundo que tenía que ir a un sitio determinado a cobra venganza por algo que le habían hecho.

El señor Arturo arrojaba armas al interior del barco. Yo las tomaba pero no sabía a ciencia cierta a quién debería de matar o hacerle daño.

En otra parte del mismo sueño me encontraba mirándo lo que pasaba en el barco.

En la playa veo que un hombre se arroja al mar con la firme intención de llegar a la nave.

El señor Arturo me señala que ese es uno de los que debo de ajustarle cuentas.

El hombre en el mar dá brazadas. Al voltear para tomar aire descubro que es Julio Alemán.

Se acerca al barco.

Intenta subir por esa escalerilla de mecates y sogas que se mueve a medida que subes.

Le grito que no lo haga. Julio no me obedece. Es entonces que le disparo. Julio cae al mar. Alrededor de él se forma una figura de sangre.


Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu.
20 de Junio de 2016.
Estados Unidos Méxicanos.