domingo, 27 de marzo de 2016

Dos mujeres asesinadas brutalmente en Guadalajara, toros bravos, lobos bicicleta, camisas azules, maestra, José Alfredo Jiménez, cámara inútil, comiendo sopa.

Dos mujeres asesinadas brutalmente en Guadalajara, toros bravos, lobos bicicleta, camisas azules, maestra, José Alfredo Jiménez, cámara inútil, comiendo sopa.


































Ahora sí estuvo de susto esto que soñé anoche:

Llega a mis manos un diario local. Lo primero que descubro es la cabecera de una cama.

La cabecera está barnizada. Es una cama que reconozco de inmediato. Me entra la curiosidad y leo el encabezado: Dos mujeres que se presumían putas o lesbianas fueron asesinadas a cuchilladas. Veo una segunda fotografía:

Alguien levanta en sus brazos a una mujer que reconozco.

Luego la tercera : Esta muestra la cama manchada de sangre.

Leo:

dos mujeres fueron asesinadas en la madrugada de hoy.Las dos féminas fueron atacadas con un cuchillo. Antes las ultrajaron.

Las autoridades presumen que ellas estaban acompañadas por un tercero y que bajo el influjo de las bebidas alcohólicas y las drogas comenzaron a pelear. La mujer de unos 35 años murió debido a que recibió con saña treinta y cinco puñaladas. La segunda mujer se encontró tirada en el piso con veinte. El asesino las despanzurro. Parece ser que las dos mujeres no eran originarias de Guadalajara. Se están buscando pistas para encontrar al hombre que las privó de la vida.

Dejo el diario y paso a otro sueño…

Voy en el asiento de atrás de una bicicleta. Quien maneja parece de Veracruz. Pedalea y nos adentramos en un camino terregoso. Me dice que tenemos que cruzar por aquí rápidamente.

Y eso porque le pregunto?

Porque por aquí crían toros bravos y los tienen sueltos.

No bien acababa de decirme esto cuando vemos que bajan de una cañada unos cien toros negros y de color café.

Los toros bajan bufando, bien enojados. Algunos quieren embestirnos pero se contienen a pesar de su ira porque se asustan con las ruedas de la bicicleta girando.

El veracruzano los esquiva y pasamos con dificultades pero pasamos.

Posteriormente en la misma cañada descubro una punta de lobos negros. Estos nos miran. Le digo al señor que estos sí nos pueden morder.

Sí estos son malos.

Antes eran hombres pero por cabrones y malos se convirtieron en lobos. Ámonos….

Vamos al negocio de un sastre. Este le muestra a uno de mis hermanos camisas.

Son camisas vaqueras.

El sastre le colocó botones del tipo texano y le dejo franjas en la espalda y las bolsas de adelante. Me gustan mucho estas camisas.

Lo malo del asunto es que no traigo dinero y conqué se las pago?

Mi hermano se las prueba todas. Son siete las camisas.

Debo de ir con una maestra que tuve.

En realidad no era mi maestra. Era una secre gata que trabajaba en la Secretaría.

Esta mujer la soñé añoche. Hace lustros que no la veo. Además no tenía mucho contacto con ella. Solo la saludaba y ella a mí.

Pues bien. Anoche la busque.

Caminé a aquél edificio. El propósito de visitarla era que me firmara el certificado de primaria. Este es el único documento que me falta para estar completo. Le dire pienso yo que ya terminé. Que tengo una licenciatura en literatura.

Toco a la puerta de su departamento.

Sale un señor regordete. Nos dice que pasemos a un cuarto aledaño. Que la maestra enseguida nos atiende.

Me siento en un sofá. El sofá tiene billetes de cicnuenta pesos, papeles, pequeños objetos.

Quién va conmigo le pregunta a este señor güero sí todavía se enoja cuando visitan a la maestra?

Este se sonríe. Nos dice que ya no no. Que ya no se pone celoso. Que comprendió que es parte de sus trabajo.

Se abre la puerta. Aparece la maestra en ropa interior, es ropa de gala. La maestra deja ver de manera generosa sus largas piernas.

Nos dice a los dos que sí queremos beber algo?

Sí lo que sea estará muy bien. La maestra entra a un tercer cuarto. Nosotros nos quedamos sentados en el sofá.

Entra un señor molacho. Nos pregunta que sí no vamos a entrar al cine?

A cual cine?

Al que están dando?

Me levanto. En la tercera habitación hay personas. Miran una proyección de una película mexicana.

De pronto se levanta José Alfredo Jimenez. Y me grita que vaya con él para ver la película¡

Mira Alfredo ya salió uno de mis compadres¡ qué gusto ver esto¡ Anda vente me grita¡

Sí José, no te muevas¡

Déjame tomarte unas fotografías.

Jose Alfredo Jimenez me hace caso y continua de pie.

No puedo tomar las fotografías.

Los botones solo me llevan al video.

Un señor se burla de mí. Me dice que no sé ni manejar estos aparatos.

Y tú sí?

Sí yo sí..

Los vendo en el mercado todos esos.

Entra Patricia.

Toma mi aparato. Lo revisa y me explica que el disco ya se llenó. Y que sí no lo remplazo no podré tomar imágenes.

Hum.

Por ultimo estoy sentado en esta esquina. Me sirvieron sopa de zanahoria.

La sopa de zanahoria sabe buena sí la preparan bien. Esta está pasadera.

Les platico a los presentes de las camisas vaqueras. De que no tuve para comprarme siquiera una.

Entra Martha.

A Martha le digo que en la función de cine me encontré al arquitecto.

Yo pensé que ya se había muerto.

Pero no. Estaba ahí.. A un lado de José Alfredo. No sé porqué no lo saludé sí él nunca me hizo nada.



Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra
Nec spe, nec metú.
27 de Marzo de 2016.
Estados Unidos Mexicanos.