miércoles, 2 de diciembre de 2015

Palacios alumbrados,Verbena de la Paloma,niño que torea un becerro,toro negro.la misma camisa.

Palacios alumbrados,Verbena de la Paloma,niño que torea un becerro,toro negro.la misma camisa.


























Estoy en una zona de Palacios. Aquí el lujo lo miras por todas partes. Todo brilla, todo es oro.

Pero…

Yo vivo en estos Palacios. Me habilitaron uno de los cuartos de arriba.Aquí no soy el rey, y menos el Sultán.

Me asomo por una de las terrazas de estos magníficos edificios. Estas edificaciones están juntas, incluso hay escaleras aéreas para que pases de uno a otro sin dificultad.

Los edificios están alumbrados. Que belleza ver la mano del hombre y ver lo hermoso de la arquitectura.

Me asomo. Estoy sin camisa. Es de noche . No hace frío, siento solo un vientecillo que viene del norte. Aspiro, y me felicito por esta maravilla.

De regreso a mi cuarto o pocilga un hombre camina apresurado para darme alcance. Me dice que una de las figurillas empotradas en la pared está rota.

Como que está rota?

Quién la rompió?

No lo sabemos. Al ángel le rompieron las dos alas.

Ahora sí nos cuelgan.

Vamos a ver la figura. Y en efecto el ángel no tiene alas.

Necesitamos resolver el problema.

Ve por barro.

Anda¡ Ve por barro.

El hombre sale y va al mar…

Regresa de inmediato. Lleva un canasto.

Trajiste el barro?

Sí aquí está.

Sobre una tabla coloco al ángel sin alas.

Giro una rueda y formo las alas.

Luego se las coloco para que queden discretas.

El angel ha quedado.

Ahora ponlo en su sitio e investiga quién le rompió las alas al ángel. Cuando lo sepas lo cuelgas de un árbol.

Sí, está bien.

Estoy en un pasillo.

Hay mujeres y hombres.

El lugar está adornado con motivos españoles.

Al sentirme motivado comienzo a cantar:

Un mantón de la China na na un mantón de la China te voy a regalar….

Una mujer con mantilla, un chino en la frente y su inseparable clavel me toma de la mano para decirme que ya está por comenzar la corrida de toros.

No me gustan los toros.

No importa. Tú ven¡

Vamos a tomar vino¡ Eso es lo que importa.

Sigo cantando la Verbena de la Paloma: Donde vas con mantón de Manila, donde vas con vestido chines…

Que sigue?

Un niño de unos doce años torea a un becerro. Este becerro tiene cuernos. El niño le pasa el capote. El becerro lo embiste.

En un descuido el animal le ensarta un cuerno en la mano. El niño se hace para atrás con la mano sangrando.

Le digo que nunca debió molestar al animal.

En esta puerta de enfrente escucho a un toro bufar.

El toro patea, no sé sí debo abrir la puerta. El cuarto en el que me encuentro está bien oscuro.

Abro la puerta. El toro sale. Mueve la cabeza. Me pego a la pared. El toro no me ve.Todo está negro.El toro también.


Original de
A.A.O
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu
2 de Diciembre de 2015.
Estados Unidos Mexicanos.