LA ORDEN



LA ORDEN


Son las siete de la mañana y no se repone de las andanzas del sueño. Se levanta con los cabellos para todos lados y su mano hace un acto reflejo para quitarse las lagañas. Es entonces que viene a saber que una cantante de ranchero acudió a Xochimilco a arrojar en sus aguas mansas el frasquito con espermas que ella conservaba de un actor que se acaba de pelar.


Doña Julia, se trepó a una chalupa y entre cheve y cheve recordó cuando en compañía del presunto acudía a los canales allá en el sur de la ciudad de México y como los dos cantaban pués a echarle lumbre a las gargantas. Un mariachi los acompañaba y él con los ojos de borrego le decía : chiquita….


Pero como la realidad es infame y a cada quien los coloca en su lugar, don Jorge falleció y no le pudo cumplir el deseo de tener un hijo. Ella doña Julia le pidió que echara sus mocos en un frasco para que en un tiempo determinado pudieran llevar la sustancia y que la fertilizaran aún en ausencia del macho.


Como don Vargas se peló pal más alla, Julia se quedó con la botellita le debió de haber entrado tal depresión por quedarse sin su Jorge que esa debe de ser la razón por la que decidió acudir a los canales a depositar el semen en las diáfanas aguas en donde alguna vez María Candelaria y Pedro Armendáriz se juraban amor eterno.
Las razones de Julia no se discuten, parece que hizo lo que su corazón y sus sentimientos le dictaron, ya bastante tienen ustedes con los otros que dejó , con los engendros que pululan por ahí diciéndose cantantes y productores de estiércol como para que la humanidad tuviera que soportar algún ser in vitro.

Bueno, las páginas de la mente van descubriendo con una absoluta admiración que el Programa Pro campo, destinado, y pensado para que los campesinos en México tuvieran apoyos y con esto se pudiera lograr buenas producciones agrícolas resulto que el mismo gobierno otorga los apoyos económicos pero a los narco marihuanos . Si tu vas al campo mexicano, podrás ver solamente hambre. Los hombres se marchan a los Estados Unidos, los pueblos se encuentran vacíos y las tierras mas áridas, flacas y muertas.
El caso es engañar, hacer parecer que se trabaja en las personas para después esquilmarlas…


Es entonces que cansado usted espera con ansiedad que llegue la nueva noche, para adentrase en las veredas del sueño y así lo hace…

Hay un señor que es posible que lo conozca, se llama Michael Douglas, él se encuentra protagonizando su sueño. Le dice que hay una orden para desaparecer del mapa a un hombre que ya le ha dado bastantes problemas a la Unión americana. Michael le muestra una fotografía. Usted al verla de inmediato se acuerda de otro actor.


Miguel Douglas le pregunta si lo conoce. Asi que mueve la cabeza para arriba y para abajo. Le dice que este señor es un actor de la televisión colombiana,pero de origen cubano usa sombrero negro como los que usan en los llanos orientales.


En esa reunión también se encuentran agentes de la DEA. Al tener la certeza de quién se trata, el señor Douglas le pide busque sus maletas que deberá trasladarse a México para que conjuntamente con otras personas que se le asignarán allá , procedan a ejecutarlo.


Acude a una casa que nunca había visto, pero era su casa, hace una maleta con un solo cambio de ropa. Sube a un avión de una compañía extraña y viaja a la República Mexicana.


Al estar en ese territorio lo localizan los otros y lo llevan a una zona conocida como El Molinito. Localizan una casa que se encuentra en una calle subterránea. Usted se para de costado como si fuera un lobo y les da la señal para que los otros entren. El más dispuesto con un arma en la mano penetra con rapidez y en dos momentos le mete dos balas en la cabeza. El hombre de sombrero negro cae encima de una mesa.


En un lugar destinado a lavar la ropa hay dos mujeres. Una de ella es la esposa, la otra la hija. Cuando escuchan el alboroto de las pistolas ninguna de las dos se inmutan. La hija dice; ¡ ya se lo echaron ¡.


Afuera usted espera. Pasa un negro mulato también con su sombrero le pregunta si ya lo mataron. En dos asentimientos él se da por enterado. Le dice que ese hombre algún tiempo fue su compadre. En los primeros años fue un hombre común, hasta buena gente. Aquí mismo organizaba fiestas para todos. Disponía que ninguno se quedara con hambre. Luego vino el tiempo de la ambición, se alió con gentes malas. Y ya ve los resultados. ¿ Nomás le metieron balas ?.¿ Me permite cortarle el cuello?. El negro llevaba su cuchillo. ¡ Claro, pasé usted. Ahí sus ojos vieron como la cabeza del muertito se fue desprendiendo de la misma forma que se destazan los marranos…

Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu
17 febrero de 2010.
Estados Unidos Mexicanos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BRUJA - Letra

JUAN FARFAN