miércoles, 11 de enero de 2017

Gabrielle y sus jaguares,de Morelia a México,Carretera empinada y paso de los elefantes.

Gabrielle y sus jaguares,de Morelia a México,Carretera empinada y paso de los elefantes.































Desde que Gabrielle me miró quedó prendada de mí.

Eso lo supe cuando ví el brillo que despedían sus ojos.

Garbrielle tenía dos hijos. Era morena, de pelo negro, ojos de igual color intensos.

De inmediato se interesó en mí, me dijo que a ella le encantaban la gente guera.

Que no sabía el porqué de esa atracción pero era algo que no podía evitar.

Me miró fijamente para ver el color de mis ojos. Son bellos, me dijo.

Supongo que tu familia es toda guera verdad?

No todos Gabrielle, algunos son blancos, otros morenos y otros gueros.

Bueno no importa conqué tú seas guero...

Gabrielle me invitó a una casa aledaña. Caminamos hasta llegar a una puerta negra.

Sacó unas llaves largas y abrió.

Con la mano me hizo el ademán de que entrara. Así lo hice.

Había un patio con pastizal, cajas, envase de vidrio y demás.

Gabrielle se introdujo a la cocina con el propósito de preparar algo para comer.

Me quedé en el patio. En medio del patio.

En eso estaba cuando de una especie de escondrijo salieron tres jaguares poco amigables.

Uno de estos felinos se acercó a mis piernas.

Quiera Dios que no me ataque.

Los otros dos me miraban a distancia.

Le pregunte a Gabrielle si no mordían sus animales?

Si todos muerden y comen carne humana.

Cuando me dijo esto se me fueron por la borda mis ideas de cogerme a esta mujer.

Ya me veía yo encima de ella en tanto llegaba un jaguar y me arañaba mis bellas nalgas.

Decidí dejar este sueño y me subí por una escalera.

Ando en una gasolinera que está a la salida de Morelia.

Le digo a la fría que cuando carguemos agarre para la izquierda.Si toma por la derecha llegaremos a Guadalajara.Y a Guadalajara no tengo a que chingados ir.

la fría camina gasolinera arriba, va a comprar un helado.

En el carro se quedan dos niños de entre cuatro y cinco años.

Le comento a la fría que ya no debemos dejar tan abandonada la casa de México un día nos van a dar una sorpresa.


Ahora voy con Tony. Este maneja.

Adelante Tony hay una curva muy elevada. Cuando llegemos debes de acelerar a fondo sí no nos vámos para abajo.

En la curva un tracto camión se sale de la carretera. Casi se precipita al abismo.

Y aquí que es?

Es el paso de los elefantes.

Hay elefantes vivos y elefantes de madera.

Si ya los vi me dice el Tony.


Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu.
11 de Enero de 2017.
Estados Unidos mexicanos.