CINCUENTA PESOS




CINCUENTA PESOS

Es una tarde cualquiera de invierno, según dicen los meteorólogos las temperaturas tenderán a la baja y considerando que en los arrabales del sueño todo es posible ustedes decide hacer caso de las recomendaciones y busca sus guantes y aquella chamarra que tantos años lo han acompañado.

Sin saber como ni porque usted se encuentra parado en una avenida al sur de la horrible ciudad. El viento es acompañado de un polvo blanco que algún camión de materiales va arrojando a su paso. Es una calle donde se entrecruzan los caminos que lo llevarán a los puntos cardinales que se prefiera. En una contra esquina un hombre vende tacos a los que les pone un queso barato. Sus papilas gustativas se encienden y mecánicamente busca en sus bolsillos y extrae un billete de cincuenta pesos. Cuando lo tiene en sus manos llega un aire y se lo arrebata, es entonces que usted corre porque de no hacerlo su estómago se quedará esperando hasta que lleguen tiempos mejores.


El aire lleva su dinero que va acompañado de hojarasca. La acción es tan rápida que no puede alcanzarlo. Al cruzar la calle su billete se detiene en la cara de una mujer joven. Ella lo descubre y de inmediato se pone contenta. Usted se acerca y le dice que el billete es suyo. Por respuesta ella se lo guarda y le da gracias a la divina providencia.


Sin pretender nada más, con la cabeza agachada se aleja por otra calle con el propósito de olvidar.

La mujer que se encontró su dinero hace un ademán para que usted se acerque. Con la contrariedad en su cara se acerca y ella le entrega un gato que acaba de nacer. Después se introduce en una puerta que es fosforescente.

Usted la sigue y mete al animal en su bolsa. Así que por las disposiciones de quién sabe quién usted se encuentra en un edificio construido con materiales de jade. Toma un elevador que lo conduce a un almacén en donde las mercancías están desordenadas. En las puertas del elevador una mujer vestida como si de una secretaría se tratara le indica la siga. Sus ojos intentan escudriñarla y es la misma mujer que se encontró su billete pero cuarenta años más tarde. Ella lo lleva a un área en donde tiene mercancía de la que se puede comer. Se detiene y le dice que puede tomar lo que quepa en esa maleta de piel.


Usted como si de un avaricioso se tratara toma botellas de aceite de girasol e introduce como doce botellas. También toma un bote de pintura blanca que dice COMEX, luego una brocha y después intenta salir del sitio.

Al bajar por una escalinata se puede ver que un grupo de señores van subiendo, a la vanguardia va un hombre sesentón que porta un sombrero como los que usaba Emilio Tuero. Este lo mira y le susurra a otro oído. Es entonces que un chaparro grosero le dice que no puede abandonar el lugar hasta que no haya cumplido con su cuota de trabajo. Usted se enoja y busca en su maleta, toma la brocha y la pintura y se las arroja en la cara al mismo tiempo que le dice que usted no es esclavo de Iztapalapa. Así que sale y en las puertas de entrada un hombre trepado en una escalera le grita que fue bueno le haya dicho sus cosas al explotador.

Recuperado de la situación decide salir de la zona popof y ya entrados en los ambientes de la deseperación en donde las gentes se comen hasta las ratas, descubre a una suripanta que pelea con unos borrachos. Ellos le dicen groserías un mundo de espectadores disfrutan de la escena.

Entonces usted se acuesta en la calle como si de un pordiosero se tratara. La mujer termina su discusión y se acerca.

Descubre que de la bolsa de la chamarra aparece la carita del gato. Ella lo vuelve a meter.

Sin pedirle permiso se acuesta encima de usted luego le muestra las chiches. Por una ventana aparece otra cara, es el rostro inconfundible de la Marce, ella se enfurece y baja de un segundo piso. Usted intuye que ella golpeará a la piruja pero sorpresivamente se sienta en su cara, en la de usted y comienza a menarse al mismo momento que mira a su reciente rival.


Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Para elpueblodeletras.
Nec spe, nec metu
24 dic 2009
Estados Unidos Mexicanos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BRUJA - Letra

JUAN FARFAN