Ir al contenido principal

Mujer suspendida, Enrique Aguilar, ocho tacos

Mujer suspendida, Enrique Aguilar, ocho tacos
























Dos mujeres  se acercan corriendo me dicen de buenas a primeras que una aparición las acaba de asustar en dónde fue eso les pregunto en esa casa cual de todas esa la de la puerta roja

Me dirijo a la casa que me dijeron no es gran cosa es la casa de mi abuela quién podrá haberlas asustado me asomo no hay cadena no hay candado en lo que viene a ser uno de los pasillos principales veo a una mujer que está suspendida en el aire ella va despeinada con un vestido blanco me acerco para preguntarle que caso tiene andar  molestando gentes ella  no habla y porque no me respondes le pregunto ella solo hace señas con las manos me pide que vaya me acerco lo más que puedo  y con las precauciones que puede dar el sigilo tengo enfrente su cara le abro la boca no tiene lengua quién te quitó la lengua  con las manos hace como sí lo hubieran hecho con un cuchillo oye  horrenda te me haces conocida  no eres acaso mi tía sí ya lo veo eres mi tía ella no me asusta me invita a que vaya con ella la sigo se sienta  en la mesa principal me sirve café con leche que yo degusto no tendrás acaso unas galletas no tiene acaso un bolillo abre una bolsa de papel y me ofrece uno  arranco el coscurro y lo arrojo sobre el café luego con una cuchara lo saco y me lo como la tía se ríe  no tiene dientes así  le hacía mi abuela te acuerdas se sonríe les brillan los ojos se alegra después de que me termino el café con leche le digo que tengo que marcharme ella cambia sus rostro no quiere quedarse sola no te preocupes tía mañana al filo de las siete de la noche vengo y platicamos


Salgo las mujeres me esperan están a la expectativa no lo asusto a  mí no de ninguna manera yo no le tengo miedo a las apariciones además era una tía mía  hasta me ofreció de cenar es cierto eso sí es cierto

Estoy ahora en unos de los patios principales de una casona de la época de los españoles se celebra una recepción veo a muchas personas vestidas con atuendos finos ellos conversan y toman vino  tinto hay un joven  alto cuando lo miro me recuerdo de un actor muerto trágicamente me acercó y le  digo disculpe usted pero al verlo  recordé que es  es usted igualito a un actor  ah sí sí es idéntico ya me lo habían dicho algunas personas pero no sé bien a bien de que actor estamos hablando me puede decir usted cual es su nombre me llamo Enrique Enrique qué  Enrique Aguilar  es cierto eso sí me llamo Enrique Aguilar pues el actor fallecido también se llamaba Enrique Aguilar  se queda extrañado le pregunto su mamá aún vive si pués vamos a hablar con ella salimos y nos dirigimos a una casa en la colonia Narvarte Enrique dice mamá ella responde acá  entramos a una sala a medio iluminar una mujer sexagenaria con las manos manchadas mira la televisión mamá dice este señor que yo tengo cierto parecido a un actor fallecido trágicamente a que actor le pregunta mientras aguza la mirada para verme a uno que también se llamaba Enrique la mujer se agarra el rostro y baja su mano como intentando recordar si tiene mucha razón ese era tu padre y porque  nunca me lo dijiste pues porque nunca me lo preguntaste la anciana me vuelve a mirar y me dice yo puse las balas verdaderas en la pistola….


Acabo de hacer unos ricos tacos con carne  aquí están los puse sobre una tabla para cortar verduras están calientes  tengo hambre y me voy a comer por lo menos unos cuatro hay una mujer al lado mío no sé quién es porque no le veo el rostro cuando estoy a punto de comerlos se abren las dos puertas es Hugo nos saluda   mira los tacos ah llegué justo a tiempo no sí ven sientáte son ocho tacos que nos tendremos que repartir entre tres les digo a los dos  Hugo responde que podemos  convertirlos en 16 tacos  así que procede a tomar un cuchillo de esos que sirven para cortar carne y hasta hueso luego de un tajo corta los ocho tacos y los convierte en 16.

Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra
Nec spe, nec metu
4 de diciembre de 2013
Estados Unidos Mexicanos.



Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BRUJA - Letra

La Bruja
Música popular de Veracruz.
MEXICO.


Ay! que bonito es volar a las dos de la mañana
a las dos de la mañana ¡ay! que bonito es volar, ¡ay mamá!
volar y dejarse caer en los brazos de una dama,
ay que bonito es volar a las dos de la mañana ¡ay mamá!

Me agarra la bruja y me lleva a su casa
me vuelve maceta y me da calabaza,
me agarra la bruja y me lleva al cerrito
me sienta en sus piernas y me da de besitos,
ay digame digame y dígame usted
cuantas criaturitas se ha chupado usted,
ninguna, ninguna, ninguna lo se
yo ando en pretensiones de chuparme a usted.

A la bruja me encontre en el aire iba volando
en el aire iba volando a la bruja me encontré ¡ay mamá!
y entonces le pregunte que a quien andaba buscando
me dijo quien es usted soy cantador de huapango ¡ay mamá!
escondete Tiepa escondete Juana
que allí anda la bruja debajo en la cama
escondete Tiepa escondete Jová
que allí anda la bruja volando en su escoba

Me agarra la bruja y me lleva a su casa
me vuelve maceta y me da calabaza,
me agar…

LOS ALACRANES ALZADOS. ANTONIO AVITIA HERNANDEZ.

Antonio Avitia Hernández











Guías y Guiones del Museo de la Revolución en Durango
Domingo Arrieta León


México 2004



Introducción



En 1994, a petición del C. Javier Guerrero Romero, quien entonces era titular de la Dirección de Asuntos Culturales (actual Instituto de Cultura del Gobierno del Estado de Durango, ICED), adscrito a la SECyD, Secretaría de Educación Cultura y Deporte de Durango, del Gobierno del Estado de Durango, realicé la investigación histórica, el guión académico, la guía museográfica, la línea del tiempo, un guión de historieta y cedularios, de sala y de objetos (es decir el guión museográfico), documentos todos correspondientes al diseño del Museo de la Revolución en Durango Domingo Arrieta León con número de Registro Público del Derecho de Autor: 03-1999-04261001900-01, del Instituto Nacional del Derecho de Autor, INDA. Para la redacción de las Guías y Guiones del mencionado museo, previamente había rea…