OSCURIDAD, ROBO DE DINERO, TRAJES NEGROS…












Es el patio de una escuela de esas escuelas que les dicen de alto nivel. Llega Toño , se sienta al lado mío. Me explica que ahí los educandos asisten en horarios de noche. Comienzan a las once y se van a las tres de la mañana. ¿ A dio?. Y porque estudian tan tarde, le digo.

Son   de una especie de secta. Ah¡.

¿Entonces ahí los preparan?. Si les dan filosofía, ciencia política, economía. Les enseñan los métodos que usarán cuando gobiernen a los pueblos. Son masones.

Al termina sus clases salen a las calles y se confunden entre todos. Llevan ya la instrucción del poder. Hummm.

Le doy la mano a Toño, salgo del lugar y me voy a buscar una aventura….

Camino por una zona popular. Me dice Eduardo que tiene que entrar en una casa mal hecha. Decido acompañarle. Lo primero que vemos son pinacates y ratas.

Lalo  me señala al techo. Es un techo de cartón de chapopote acanalado. Son esos cuartos de gente pobre que los hacen colocando unos palos atravesados y pegan las láminas con clavos metido dentro de una corcholata. Una de las láminas está arrancada, sí te asomas se puede ver el cielo y hasta las nubes.

Me dice Eduardo que ya se robaron el dinero que el había robado.

Extraño sueño el de este treinta.

En la ciudad hay una calle  llamada Prado. Penetro a un edifico en donde priva la vidriería. En su interior hay un tumulto de gentes . De esas personas que viven únicamente para las pendejadas frívolas.



Todos ellos van vestidos de negro. Abrigos negros, trajes negros, chamarras negras al igual que sus almas. Estos individuos aparecen en los medios de comunicación, Sus caras están en todos los lugares. Desde anuncios de mayonesas, papeles para el culo, automóviles.

Entro al sitio como les acabo de decir. Todos ellos dicen que son solidarios con Rogelio Guerra. Por lo del asunto en donde lo pasó a amolar la televisora chatarra.

Intento cruzar. En un asiento de piel hay una cara que me es familiar. Me acerco, le saludo. La persona hace un gesto de sorpresa extiende también su mano y me saluda.

En los problemas de la asfixia que dan estos  lugares  evado a todos . Cruzo de nuevo la puerta. Adelante una escalera  de ladrillos me espero. Ahora me acompaña Hugo.

Me pregunta por los resultados de mi vista. Ninguno todos ellos andan siempre entre los vestidos ,  y las fiesta.


 Subimos  y al llegar a la Avenida un hombre en cuclillas me entrega un sobre plástico. Puedo ver que en su interior hay unas tijeras. Le pregunto sí me va a regalar el paquete. El hombre en cuclillas me lo vuelve a quitar. Hugo se ríe por mi pregunta. Es que con esos vendedores ya ni sabes.

Una ocasión se subieron al transporte público dos individuos con aspectos de ex presidiarios. Uno de  ellos comenzó a repartir unos sobres. Le dije que no quería nada. Eso basto para que  comenzara a echarme indirectas. Dijo a todo grito que algunos se sientes superiores, de raza aria.

No por tener ojos azules nos van a hacer el feo. El cabrón se me quedaba mirándo como sí quisiera anularme de este mundo. Yo por mi parte también le mire. Este pendejo era tan malo,  cliente frecuente de las cárceles y no me sostuvo la mirada.

Por principio de cuentas porqué debe uno de comprar todo tipo de chácharas que te ofrecen. Y lo que es peor ahora  sus ventas son a huevo. Si no te insultan y te dicen ario……

Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu
31 de mayo de 2012
Estados Unidos Mexicanos.


Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BRUJA - Letra

JUAN FARFAN