LOS ARCHIVOS INEDITOS DE ALFREDO ZITARROSA.1



LOS ARCHIVOS INEDITOS DE ALFREDO ZITARROSA.1

Por ALFREDO ARRIETA ORTEGA.
A ALICIA OSCHENDORF mil gracias por su apoyo.
11 DE DICIEMBRE DE 2001.



Hasta hace un tiempo supe de este importante material musical que pertenece a los archivos inéditos de ALFREDO ZITARROSA, este material de archivo lo tengo en observación minuciosa, bajo lupa.


Ya sabía de este material porque un día entré en una pagina de música y libros uruguaya llamada MULDIA. Sabía de su contenido, sabía que ALFREDO ZITARROSA era un señor bastante meticuloso, quizá hasta ordenado, es por eso que al observar este material paulatino , descubro y comprendo que solo algunos seres que están en este plano llamado vida, son capaces de producir semejantes obras de portento son seres que nos han dejado la maravilla del legado musical que Alfredo , el cantor del sur nos dejó.

Los ensayos son agudos, sesudos se gozan los guitarreos, las milongas camperas, las voces de los creativos, la voz de trueno de Zitarrosa, el paso de algunos automóviles, las voces del sur de nuestra América morena como decía Alfredo. No puedo suscribirme a la emoción que se desborda al escuchar la chacarera del 55, ese tarará, esa filosofía propuesta, , ese ritmo tan argentino, o tan uruguayo, la voz nueva firme siempre cavernosa de Alfredo.


Los versos hispano americanos , la copla el 55 el año en que por coincidencia vengo al mundo. Un señor habló conmigo y al mencionar este trabajo, sugirió que haría yo con este tesoro, escucharlo primero, después digerirlo poco a poco y después amarlo. Y sí supongo que este material es un tesoro.

Después Zitarrosa habla en sentido admirativo del compositor Osiris Rodriguez Castillo, este autor Rodriguez, es, porque es un autor de mucho nivel expresivo : , rural contundente: " M e han echado en el fogón ramitas de mata ojos, " las leguas no me espantan ", me pierdo por los horizontes rojos. ALFREDO habla, ALFREDO canta, las guitarras parece que se desangran, el respetable aplaude, gente del 67, en el teatro Odeón.


ALFREDO continúa, explica temas de Rubito Lena, de su milonga A Don José, ALFREDO le gusta hablar de cantores, él es un cantor, su palabra parece a veces muy sobria, caprichosa, pero se nota en esas palabras la intención de la verdad, porque ALFREDO ZITARROSA es la verdad, o al menos eso es lo que aprecio en ese tono de voz.

ALFREDO sigue y conversa quedo, pausado como es su hablar, conversa de Prudencio Correa, hasta hoy supe que este tema estaba dedicado a un contrabandista . En el 79, estando en la escuela preparatoria supe de ese tema, y pensaba que estaba dedicado a un revolucionario.

La historia es la historia, pero ese día me hubiera gustado estar en ese teatro Odeón para escuchar a Alfredo , no pudo ser, sin embargo lo estoy escuchando con la misma emoción.


Si pudiera jugar con los tiempos como en la literatura, me encontraría escuchando las coplas orientales por cifra y milonga, veo la energía y el ánimo de estos intérpretes, veo a Zitarrosa metido en su traje oscuro, su pelo engominado; a pesar de ese abril que no pudo ser, calculo tendría 12 años de vida.

ALFREDO dice palabras sobre el Camba , platica sin prisa, pausadamente, te va llevando hasta las geografías de la Bolivia indígena, a Santa Cruz, Alfredo habla de esta tierra aunque no pertenece a ella, esta tierra también es de él. Como la tierra puede ser mía. Porque la tierra es de todos no importa que no hayas nacido por allá, Bolivia es parte de América latina, tú América. Así Bolivia es de Gerardo Rojas autor extraordinario : " Vengo del rancho de montacú donde canta el sayú,y de borracho yo le diré arrégleme la cuentita patrón. Esta canción es de todos, acá es poco escuchada, pero ahí está, permanecerá por esta área del mundo .

El público emite su aplauso, Alfredo repite, gracias Alfredo, como dice el subcomandante Marcos de la zona chiapaneca, de por acá del sur de México. Todos somos indios, todos somos Cambas....

Este resultado se logra a pesar de que soy güero , pero sí todos somos cambas, porque los latinos somos los mismos.


Alfredo habla de su trabajo, de cómo es su oficio, de su trabajo casi de artesano, su posición como trabajador de la música popular, su intento por defender el trabajo de cantor, define los ingredientes que debe tener un creativo, dice sobre las capacidades, la ideología del cantor, habla sobre el cantante plástico, sobre esos otros artistas de plástico, y Alfredo se demuestra como un artesano, un técnico del trabajo habla del orgullo de ser cantor.


ALFREDO es un hombre simple, sencillo pero auténtico, habla de los demonios empresariales del dinero que generan los discos, y ALFREDO ZITARROSA se escucha auténtico. Considero que esta posición, es la posición que deben asumir los verdaderos artesanos del canto, de la composición.

Alfredo habla de la realidad, del sufrimiento, Alfredo habla con interés del desprotegido, del desheredado, es como una obsesión , dice que el desvalido , es el primero que pierde la fé, pero él continúa , habla y habla de su infancia de niño amado, de su planteamiento extraño de la infancia : ¿ porqué nací yo y no otro ?, supongo que si hubiera nacido otro, de igual forma sería él, no se llamaría ALFREDO.

Tal vez sería José Luis o Juan Pedro o qué sé yo, pero sería él, sería ALFREDO ZITARROSA.

Alfredo habla de los derechos humanos, de la vida en América del sur. Más adelante en un alarde de sentimiento Alfredo canta tango, unos dicen que Gardel es el tango, sin embargo después de escuchar las guitarras uruguayas, la voz de Alfredo impacta, Alfredo es la milonga, pero después de esto Alfredo es el tango y que me perdone Gardel. Alfredo es tango, Madame Ivonne suena magistral, no se escucha el bandoneón pero si a estas vamos Zitarrosa es oriental, es uruguayo y Gardel supe no nació en la Argentina sino en Tacuarembó que es parte inseparable de la república oriental del Uruguay. Muy bien. Tu dolor me conmueve, tu pecho es de nieve Madamme Ivonne...


ZITARROSA en 1967 es muy joven aún, describe a su músicos que hábiles ejecutan un tango soberbio, magistral. Siempre tuve una duda ¿los uruguayos no serán argentinos ?, pero en todo caso son más elegantes, son los mismos, deslizan sus habilidades por los trastes de la guitarra ,vieja grabación, Alfredo escucha con oído inquisidor, educado, a él le interesan los sonidos, la gente , los animales, también escuchan y todos están en mutuo silencio, cómplice todos aprueban, todos disfrutan. Luego la zamba : " Yo no canto por vos te canta la zamba, y dice al cantar no te puedo olvidar no te puedo olvidar. La mejor canción de ALFREDO ZITARROSA. Yo tuve un amor lo dejé esperando y cuando volví no lo conocí.

Cuanto tiempo pasado, el mejor; no lo esperes más, perfumá esa flor que se marchito, que se marchito. Los amores auténticos del hombre a la mujer, la mejor declaración de amor jamás escuchada: dijo que tal vez me estuviera amando. La zamba evocadora de todo, del humo de los cigarros de los años escolares allá por el 79, yo tuve un amor, lo dejé esperando...


Alfredo Zitarrosa platica de sus amigos, de un poeta del 33, y estupendamente vuelvo al pasado, siento en el alma como puñales. Alfredo toma el tema del amor sin excesos, con naturalidad, sin demasiada miel, es directo, pero también certero, amable, quizá algo triste pero amable.

Aquí en México durante los años anteriores, 30 años atrás, se escuchaban temas de los mal llamados románticos, pero ninguno tan grato, tan bello. Siento en el alma como puñales. De no olvidar, y así deberá ser seguramente ALFREDO ZITARROSA.
Pero también Alfredo es político, escucha sus canciones, impactan a unos preocupan a otros. La canción política es un deber, un instrumento a saber, es convicción, deber del cantor, por esa razón pertenece al pueblo jamás al poder, y Alfredo es pueblo, es canción, compromiso. Alfredo canta un gato gracioso, pero con ironía, con agudeza: Hácete el bobo hermano no seas tan opa, aguantáte otro poco no pases hambre. Esto es agudeza, a algunos les cae como patada al estómago lo que dice Alfredo, sólo el pobre económicamente lo entiende, lo disfruta sólo él.

En radio de Madrid ALFREDO habla, canto de nadie, le preguntan sobre la milonga, el entrevistador se equivoca, le dice argentino, ALFREDO reacciona y se molesta, claro que es un error de ese señor decir que ALFREDO es argentino, ALFREDO es uruguayo, da una explicación sobre lo que es ser hombre de la banda oriental, hace la diferencia de la milonga, y el canto uruguayo.

La milonga dice ALFREDO, es un elogio para el Uruguay, dice que los cantantes de hoy la apartan por antigua, pero la milonga es más que un traste viejo, la milonga es río, es valle, es árbol, es campo, pájaros, cantores, vacas, guitarras, geografias, es folklore si tú gustas : tierrita poca y sufrida junto nos fuimos gastando, el mismo surco a los dos nos fue quemando. ZITARROSA habla de BONAVITA, y el locutor lo cataloga de cantante profundo, se vuelve a equivocar, ZITARROSA lo vuelve a sacar de ese nuevo error. El despiste de este locutor español es enorme, no es nada instruido, se nota como improvisado. Pero ahí queda este trabajo, un poco a la carrera, sin fundamentos, quedará como un error y podrá ser la mejor anécdota del periodista español el haber confundido a ALFREDO ZITARROSA con un cantor de la Argentina.


Los archivos inéditos o privados de Alfredo ZITARROSA, son un documento de sumo interés , para todo aquél que se quiera interesar en lo que es el cantor popular, el canto del sur, alguna vez escuché a Enrique Estrázulas decir que Alfredo es motivo de estudio en universidades de Europa, quizá sea de esta manera, pero a Alfredo hay que tenerlo en cuenta desde el mismo momento que suenen las guitarras, desde el mismo momento que los dedos se deslicen por el brazo de madera.


A Alfredo hay que tenerlo en cuenta siempre que se hable de la canción popular de Latinoamérica, porque no hay milonga sin Alfredo, no hay milonga sin Yupanqui. Los dos maestros, artesanos de la canción, desmenuzadores del verso agudo, de la fina intención de decir cosas importantes, las cosas de todos, de todos los que habitamos esta noche triste del mundo.

Pero Alfredo también es alegría sino lo crees así escucha el gato del cardal, la maravilla de esas notas, las voces, de nuevo el tarará, está bien, está ahí, quién lo dice: Ay juna por el repecho vienen llegando ya los ingleses, dan gritos en una idioma quién los entiende. Segunda, y vuelve, quién toca así las guitarras, sólo ese grupo, el organismo rector, Alfredo decía que sin las guitarras él no era nada; pero era todo: gritan como descosidos quién los entiende...



Toca la guitarra , toca la guitara dice alguien, parece ser aquella de el que ha vivido penando, y así es que enterado milonga para una niña, la mas certera canción de Alfredo: yo no puedo darte amor ni vos poder darme olvido, quién lo escribe de esa manera, el amor de tormento, de borrachera, de ramos de flores a la mujer, de no me dejes, no me olvides, sólo Alfredo es capaz de hacer estos temas fundamentales, a la fecha no he escuchado a nadie, a ningún compositor de esta basta América hacer algo igual.

Y sigue Alfredo, se traslada nuevamente al 67, y recurre nuevamente a la milonga y dice que este género lo comparten con la argentina, y habla de la perfección de la milonga, y dice de SERGIO VILLAR un Tucumano, : Empecé a quererla porque si, por nada ". Turururu tururururu, es un río la canción un murmullo, es lágrima, es canto es distancia, es mañana, carajo que canción. Para que te la describo, mejor escúchala, enamórate de esa sensibilidad escucha, vive: turururururu...
Pero para no quedarse atrás de Sergio , también Alfredo nos deja su tema milonga de ojos dorados, y lo supera, lo deja atrás, para el arte de hacer canciones a la mujer Alfredo es maestro, nunca pense que existía una mujer con los ojos así....

Y sabe entrelazar el genero, la canción con los ojos de la mujer, con el amor, con el corazón, con el alma y el sentimiento desbordado a la mujer.

Alfredo habla del departamento del 33, aquí en México departamento seria estado, y habla de EUSTAQUIO SOSA. Del cardal y nos lleva nuevamente a esos aplausos, palmas y le da la energia nuevamente, todos están felices : mirando al frente.

El candombe que hace ALFREDO , es solamente una muestra de lo que el viento del pueblo le dicto; hubo un tiempo no sé cuanto qué yo era un buen cantor.



La canción uruguaya es ejemplo en la América nuestra de todos los días, y es importante porque siempre uso la fuerza expresiva, los relatos del pueblo, la verdad de quién nada tiene, sólo la reflexión de los ritmos, el escape al problema pero no como una forma de rehuirlo, sino más bien de enfrentarlo. He conocido varias centenas de autores a lo largo del continente, algunos no tan buenos, otros entusiastas, algunos partidarios del comercio.


La canción popular es un vehículo de expresión de los pueblos, si , es verdad que una canción no podrá cambiar la economía, ni dará cauce a los sistemas políticos, pero si estará en las conciencias de cada individuo, y de acuerdo a su capacidad , sensibilidad y educación , tendrá cuando menos mecanismos de defensa, que le servirán para enfrentar a la reacción, e incluso al poder. Recuerdo que alguna vez observe una fotografía tomada en Montevideo, en esta se aprecia una pinta que decia: LIBEREN A VIGLIETTI, es de los tiempos en que Daniel fue preso por el poder, la mano que pinto esta leyenda, seguramente estaba acompañada de una verdadera conciencia revolucionaria, con toda seguridad, este sujeto, él que pinto a las afueras de la cárcel, estaba aleccionado, o más bien instruido por las canciones populares, tanto de Daniel, como de Alfredo. Y sí , la canción dispara sin balas, sólo se usan las palabras y los sonidos, pero a las dictaduras también hacen daño, bastante daño.


Alfredo ensaya EL LOCO ANTONIO: milonga que estas pensando que es lo que vas a contar, y Alfredo habla, y dice sube, y dice sigue igual, quién lo pensaría, Alfredo tan partidario de BEETHOVEN, pero a el no le importa, además este autor europeo, estoy convencido nunca escucho las milongas de Alfredo, porque de haber sido así, el clásico, hubiera quedado maravillado. Yo me acababa en tus besos de anís, besos con hambre una tarde te di...

Después, Alfredo se va hasta Australia, y ahí, es presentado en inglés por una joven, de linda voz, expresiva, y a veces simpática, habla y habla hasta que dice : ALFREDO ZITARROSA, los australianos y uruguayos de por allá aplauden y silban, Alfredo los escucha y comenta con ellos, les habla de hermanos, y los saluda, y en una frase de risa comenta que no sabe hablar inglés. La traductora ríe porque Alfredo dice que es una hombre americano que canta canciones. Presenta a músicos que esta vez son mexicanos, y dice que ellos son solidarios con la canción uruguaya y con el pueblo uruguayo, y es verdad, México es partidario de abrir las puertas a los individuos libres del mundo, y con el pueblo de Uruguay no fue la excepción.

Se escuchan los acordes de Esquila, que es una estupenda composición, descriptiva, algo ruda, seria, pero directa: Es la vida del zafrero mucho sudor poca plata muchos cuentos y promesas pa seguir viviendo a gatas. Tal vez los australianos no entendieron nada, pero la intención de Alfredo basta y sobra.

Alfredo habla de los poetas y cantores del futuro, y también los homenajea: Mariposa negra que voló, que voló, posada en la piedra se quedó, ya se quedo,
Alfredo es descriptivo y provoca la risa de la intérprete sobre la mariposa negra y por momentos se confunde, por momentos Alfredo bromea y la vuelve a confundir; todos aplauden e inicia.

El hacer una canción a una mariposa, me recuerda a Antonio Machado que compuso un poema a las repulsivas moscas, y lo hizo y lo hizo trascender, la mariposa también lo hará, presagio de muerte, para algunos, lo oscuro, pero Alfredo ve lo bello, lo admira profundamente, la observa.

Alfredo vuelve a habla de los músicos mexicanos que apenas conocían el repertorio de la canción del sur, y los alaba por su dedicación y empeño para aprender este repertorio.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BRUJA - Letra

JUAN FARFAN