lunes, 3 de octubre de 2016

En España,la diosa de Finlandia,museo, león chiquito,el escritor que se acaba de morir viene a casa .

En España,la diosa de Finlandia,museo, león chiquito,el escritor que se acaba de morir viene a casa .































Me dice esta mujer que hizo treinta horas de Nueva York a España. Le digo que se me hace mucho tiempo perdido.

En el avión que vine sólo hizo 16 horas.

Y no hizo escala en ninguna parte?

En donde en medio del Atlántico?

No el vuelo es de un solo tirón.

De Nueva York al aeropuerto de Barajas.

En esto nos pasamos la noche hablando del vuelo y de la llegada a la madre Patria.

Más tarde como a eso de las tres de la mañana me encuentro sentado en un sofá de color gris.

Encima de este una mujer de piernas torneadas.

La miro de abajo a arriba.

Un señor pelóncete me dice que ni me atreva a mirarla siquiera.

Y eso?

Porqué es la diosa de Finlandia¡

Ah es la diosa?

Sí..

En aras del atrevimiento oso tocarla.

La diosa me mira de lado , me guiñe un ojo como diciendo que tengo su permiso.La diosa la puedo ver en blanco y negro. Pero es guera.

Le paso la mano, siento sus piernas musculosas.

La diosa no trae calzones.

Le meto la mano hasta le fondo de su cañada , después los dedos. La diosa se retuerce, pone los ojos azules en blanco.

Gime mucho hasta que la diosa expele un mar de líquidos.

Después llegan tres individuos. Uno de ellos parece cubano. Me pregunta que sí ellos también pueden tocar a la diosa de Finlanda?

No sé, es cosa de ella.

Nosotros estamos más que dispuestos.

No lo hagan¡

Les grita el peloncete¡

Sí se atreven a tocarla sin su consentimiento la diosa es capaz que los fulmina con sus rayos¡

Ellos no obedecen, se encaraman lo más que pueden y comienza a hacer lo mismo que yo hice.

La diosa se enfurece, de su mano salen rayos, , dirige el brazo en dirección a estos fulanos y los fulmina¡

Los cabrones quedan calcinados¡

Minutos después la diosa de Finlandia se sienta a mi vera.

Me dice que a mi sí me dio permiso de tocarla porque desde que me miró conectó conmigo.
Oh pués muchas gracias diosa..Le dije.

Más tarde voy a un museo.

En este van delante de mí varios adolescentes. Se avientan como animalitos.

Una chica le pregunta a un mozalbete que es es cuadro?

Sepa le responde¡

El cuadro en un acercamiento de un pene introduciéndose en la vagina de alguna fulana.

Eso es.

En una de las puertas del museo, si esa que está pintada de verde hay un león chiquito.

Abro la puerta. El leóncito se acerca, le acaricio. El leoncito me habla y me dice que no le toque más.

Y eso porqué leoncito?

Porque se me caen los colmillos.

Ahora me encuentro en esta ciudad perdida, edificaciones frágiles encima de los cerros.

Me siento cansado. Les digo que me retiro a dormir.

Espéra Alfredo no te vayas.

Ya no puedo más. Se me cierran los oclayos.

Es que ya no tarda en venir el muerto.

Cual muerto tú?

El escritor Luis Gonzalez.

Y quién lo invitó?

Nadie, él dijo que ya sabía llegar y ya no tarda.

Dicho esto no puedo más que ponerme a darle una barrida al piso de esta casa.

Apenas acababa de barrer cuando tocan a la puerta.

Abro y miro la cara del recientemente muerto.

Que pasó Luis?

Púes aquí me tienen¡

Te costó llegar?

No para nada. Ya había andado por aquí.

Está bien , pasa, le indico que tome asiento.

Le invito un café y conversamos..

Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nece spe, nec metu
3 de Octubre de 2016
Estados Unidos mexicanos.