martes, 5 de mayo de 2015

Serpiente colosal de jade, víboras en racimo, mujer que lleva libros a la UNAM y los regala.
































Ahora sí que caminé para encontrar este valle. Es de una inmensidad que asombra.

El cielo es de un azul intenso que contrasta con la cadena de montes que se extiende más allá.

Se destaca también una serpiente de dimensiones colosales. Es una serpiente de jade. Creo que es de jade. La serpiente debe de medir como unos tres kilómetros y serpentea.

La mano del hombre tuvo que ver en su confección.

Me detengo en la punta . En este lado me dice un conocido que sí ya conocia este lugar?

Sí se llama los cerros gordos. Venía aquí hace muchos años. La serpiente no estaba?

No no estaba. Es reciente.. Quien sabe quién la hizo en este sitio.

Me trepo en la punta de la cola. Luego ya sentado con las piernas abiertas comienzo a deslizarme lentamente.

Le voy comentándo a esta persona como conocí el lugar.Mientras lo hago voy avanzado.

Llego a la cabeza de la serpiente.

Este señor intenta asomarse y trastabillea. Le digo que no haga eso¡ Sí llega a caer muerte segura.


Ahora estoy en un cuarto. Es un sitio oscuro.

Hay una caja de cartón.

Escucho que algo se mueve. Se acerca Ofelia. Me dice que en el interior de la caja hay una víbora.

Y es venosa?

Esta no. La quieres ver?

No no creo que me interese .

Ofelia abre la caja y saca ala víbora.

Es una víbora que tiene muchas víboras unidas. Son como unas veinte.

Llevo de la mano a una niña. La niña se asusta. Ofelia le dice que la víbora no muerde.

Es una víbora de agua.

No me agradan las víboras Ofelia. Guarda a tú víbora.

Ofelian no me obedece. La víbora se desliza e intenta enredarse en nuestros pies.

Es que busca el calor la temperatura de sus cuerpos.

Este joven le dice a la mujer de vestido azul que antes de entregar los libros vea cual es su costo.

Al escuchar esto tomo uno de los ejemplares y con tinta negra. Escribo 99. Después lo cierro y se lo entrego a la mujer. Ella lo toma, se lo coloca en su pecho y nos dice que ya se va…

Original de Alfredo Arrieta
Para el pueblodetierra.
Nec spe, nec metu
5 de Mayo de 2015.
Estados Unidos Mexicanos.