domingo, 1 de marzo de 2015

Dos casamientos, periódico verde, taladran el cuello, peinando al futuro casado.

Dos casamientos, periódico verde, taladran el cuello, peinando al futuro casado.



























La primera imagen del sueño de este noche del 28 fue que leyéndo un periódico color verde, me descubrí casándome. Esta posibilidad civil a la larga te trae muchas complicaciones. Es mejor solo.

Tomo el diario y veo mi imagen vestido de negro camisa blanca impecable. Todo es nuevo. El pelo me lo engominé y lo que me preocupa es que tengo una cara no de felicidad, más bien como de aceptar este casamiento. La felicidad es relativa. No hay felicidad completa sí no estás con la personas que en verdad amas.. Y la mujer de esta fotografía no es mi amada precisamente.

Ahora veo a mi madre. Ella está sentada al lado mío. Un hombre se acerca y sin más trámite le clava la broca de un taladro en el cuello. Antes de que yo pueda darme cuenta enciende el taladro y comienza a horadar el cuello de mi mamá.

Orale que te pasa? Porque le haces eso a mi mamá le grito al individuo.

Este me asegura que no es cosa suya si no que le pagaron para eso. Y hasta le dieron un adelanto.

Le quito el taladro, mi mamá cae desfallecida al suelo. Su cabeza tiene sangre que le mana o le brota. No sé que hacer para impedir para que no muera.

Tomo el taládro y derribo al hombre. Enfilo la punta de la broca que gira y gira. Le entierro el taladro en el pecho. Y le hago un agujero enorme. Veo su corazón latir. Saco la broca y se la meto en medio del vetriculo derecho. El corazón de este señor se infla y explota. Creo que ya lo mate.

Tiro el taladro y corro en busca de prestarle ayuda a mi madre. Intento tomar su cabeza y la cabeza de mi madre gira, se desprende. Creo que ya no hay remedio. No pude evitarlo. No sé porque pasan estas cosas y estos sueños.. Desperté agitado y con algo de susto no crean ustedes que no…

Este hombre que se va a casar le están peinando. Su hija me dice que lleva ya tres matrimonios. Y no aprende. No sé para que se casan las personas. Lo único que logran es ponerse un mecate como se lo ponen a los perros. Después uno no es libre. Porque tiene que dar explicaciones a la consorte. Y la mera verdad que es bien cansado…


Original de Alfredo Arrieta
Para elpueblodetierra.
Nec spe, nec metu
1 de Marzo de 2015.
Estados Unidos Mexicanos.